Se comenta en muchos ambientes que los trabajadores han perdido su conciencia de personas y que se someten a cualquier condición que marque la dirección de la empresa… que sólo quieren ganar y consumir y que la justicia y la dignidad, nos les importa para nada… Conozco a dos trabajadores que, al ver las mentiras y chanchullos de su jefe, han reaccionado junto con otros compañeros, y van a poner todos  medios para que se les haga justicia que tienen más que merecida, porque están dejándose la vida en la empresa, y están siempre a punto para hacer todos los sacrificios habidos y por haber… Por este caso y por otros muchos, vemos claro que los trabajadores están despiertos y reaccionan cuando se les explota y no se les trata como personas…

Buen día

23 de enero de 2019
Mc 3,1-6: ¿Está permitido en sábado salvarle la vida a un hombre?
En aquel tiempo, entró Jesús otra vez en la sinagoga, y había allí un hombre con parálisis en un brazo. Estaban al acecho, para ver si curaba en sábado y acusarlo. Jesús le dijo al que tenia la parálisis: -«Levántate y ponte ahí en medio.» Y a ellos les preguntó: -«¿Qué está permitido en sábado?, ¿hacer lo bueno o lo malo?, ¿salvarle la vida a un hombre o dejarlo morir?» Se quedaron callados. Echando en torno una mirada de ira, y dolido de su obstinación, le dijo al hombre: -«Extiende el brazo.» Lo extendió y quedó restablecido. En cuanto salieron de la sinagoga, los fariseos se pusieron a planear con los herodianos el modo de acabar con él.
REFLEXIÓN
Un detalle de este pasaje evangélico, es que Jesús pone en el centro de aquella reunión, a la persona que, según todos tenía menos valor, y además pensaban que si tenía parálisis en un brazo, era porque había cometido alguna fechoría y estaba sufriendo el castigo de lo que había hecho. En toda su vida vemos que Jesús valora y trata de responder a los problemas, de todas las persona que la mayoría de la sociedad desprecia. En el país en que vivimos, está costando mucho aplicar la que llamamos la ley de la dependencia. Muchas personas han muerto solas y angustiadas, pasando todo tipo de sufrimientos, esperando que les viniera una pequeña paga para cubrir medianamente su necesidades. No estaban en el centro de las preocupaciones de nuestros gobiernos ni de nuestra sociedad….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s