Leer la Biblia

– En el principio ya existía la Palabra, y la Palabra se dirigía a Dios, y la Palabra era Dios. Esta, al principio, se dirigía a Dios. Todas las cosas por ella fueron hechas, y sin ella nada de lo que ha sido hecho. Juan 1,1-3
– En ella había vida, y la vida era la luz de los hombres; La luz brilló en las tinieblas, y las tinieblas no la comprendieron.. . Juan 1,1-5
– La Palabra de Dios es Dios mismo que se entrega a nosotros, entra por nuestros ojos y nuestros oídos a nuestro corazón, y toma carne en nosotros, como se encarnó en la Virgen María.
– Escuchar la Palabra de Dios con fe, es igual que comulgar, es recibir al mismo Dios en nosotros, para transformarnos en él.
– Dios sigue haciendo el mundo con su Palabra y nos sigue creando con su Palabra. Todo lo que es de Dios está construido por su Palabra. Quien es de Dios, es porque ha escuchado su Palabra y se ha dejado transformar por él por esa palabra que ha escuchado.
– La Palabra de Dios es nuestra vida, nuestra libertad, nuestra realización personal, nuestra felicidad, es todo para nosotros. Vivimos y amamos si nos dejamos transformar y configurar por su Palabra.
– Nos alimentamos de la Palabra de Dios, actuamos movidos por la Palabra de Dios. La verdad y la realidad más grande, lo que da contenido y lo que lo construye todo es la Palabra de Dios.
– Sólo comprendemos y sabemos quién es Dios, cómo es, si escuchamos su Palabra y si la vivimos y ponemos en práctica. La Palabra de Dios nos revela su corazón, y nos da su amor.
– La Palabra de Dios nos da a conocer cuál es el Plan de Dios, cuál es mundo que él quiere y el que nos invita a construir.
– Dios no nos habla sólo a través de la Biblia, sino también a través de la vida, de nuestra conciencia, de las otras personas, y de todo lo que va pasando en el mundo.
– La Palabra de Dios, nos da luz para comprenderlo todo, para ocupar el lugar que tenemos que ocupar en el mundo y para saber lo que tenemos que hacer.
– Si amamos a Dios sobre todas las cosas, le escucharemos siempre y nos dejaremos conducir por su Palabra. Estaremos siempre abiertos a lo que él nos diga a través de todas las cosas.
– Para conocer a Jesús hemos de conocer y comprender la Biblia, no sólo una parte de la Biblia, sino todo lo que Dios nos ha dicho, y nos sigue diciendo a través de ella.
– Para conocernos nosotros y conocer a los demás, hemos de conocer en profundidad la Palabra de Dios. Para encontrar el sentido y el valor de nuestra vida, y de la vida de toda la humanidad, hemos de conocer a fondo la Palabra de Dios.
– Conforme vayamos conociendo la Biblia, iremos dejando a un lado nuestras formas de pensar y de vivir, nuestras ideas y costumbres, transformando nuestra vida, desde la Palabra de Dios.
– La Palabra de Dios, nos llevará a entrar en diálogo con todos y con todo, nos abrirá, para encontrar a Dios en todos, no nos hará fanáticos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s