Lo que significan

Para comprender la cosas y las personas hemos de ver, no sólo su apariencia, sino sobre todo lo que significan… Unos hijos a penas hacen caso de su padre que tiene casi 90 años, cuando este padre ha dado su vida por ellos… No ven lo que significa esa persona y el papel que ha jugado en su vidas…

 

El que signifiquen
Per a comprendre la coses i les persones hem de veure, no sols la seua aparença, sinó sobretot el que signifiquen… Uns fills a penes fan cas del seu pare que té quasi 90 anys, quan aquest pare ha donat la seua vida per ells… No veuen el que significa aqueixa persona i el paper que ha jugat en la seua vides…

 

14 de febrero de 2019

Lc 10,1-9: La mies es abundante y los obreros pocos.

En aquel tiempo, designó el Señor otros setenta y dos y los mandó por delante, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares adonde pensaba ir él. Y les decía:
-La mies es abundante y los obreros pocos; rogad, pues, al dueño de la mies que mande obreros a su mies. ¡Poneos en camino! Mirad que os mando como corderos en medio de lobos. No llevéis talega, ni alforja, ni sandalias; y no os detengáis a saludar a nadie por el camino. Cuando entréis en una casa, decid primero: «Paz a esta casa». Y, si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz; si no, volverá a vosotros. Quedaos en la misma casa, comed y bebed de lo que tengan, porque el obrero merece su salario. No andéis cambiando de casa. Si entráis en un pueblo y os reciben bien, comed lo que os pongan, curad a los enfermos que haya, y decid: «Está cerca de vosotros el reino de Dios».

REFLEXIÓN

Jesús no quiere hacer las cosas él sólo, cuenta siempre con nuestra colaboración. Y ve que hacen falta muchas personas que le ayuden a transmitir la Buena Noticia del Evangelio. Hemos de pedir a Dios que envíe personas que ofrezcan el amor de Dios a la humanidad. El número 72 es porque se creía que en el mundo había sólo 72 naciones. Y les dice que se centren el encargo que les hace y que no lleven nada más que su persona y su palabra. Y que no insistan ni impongan nada. Esto quiere decir que, si queremos, todos podemos transmitir el Evangelio, con nuestra vida y nuestro amor.

 

La Mesa de la Palabra (2)

Se supone que, los que asistimos a la Misa, hemos de escuchar y comprender bien la Palabra que se proclama. Para eso hemos de centrarnos, al máximo, en la proclamación que se está realizando, dejando otros pensamientos y preocupaciones de nuestra vida. Sería bueno que tuviéramos algún librito y que la fuéramos leyendo, cada uno, al mismo tiempo que se proclama desde el micro del ambón. Esto nos ayudaría a estar más atentos. También es muy importante que leamos y meditemos en casa, las lecturas, antes de ir a la celebración de la Eucaristía. Nuestra actitud ha de ser la de abrir nuestro corazón para que penetre en lo más profundo de nosotros esa Palabra que nosotros creemos que es el mismo Dios que se entrega a todos y a cada uno.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s