25 de febrero de 2019

Mc 9,14-29: Tengo fe, pero dudo, ayúdame.

En aquel tiempo, cuando Jesús y los tres discípulos bajaron de la montaña, al llegar adonde estaban los demás discípulos, vieron mucha gente alrededor, y a unos escribas discutiendo con ellos. Al ver a Jesús, la gente se sorprendió, y corrió a saludarlo. Él les preguntó: -«¿De qué discutís?»  Uno le contestó: -«Maestro, te he traído a mi hijo; tiene un espíritu que no le deja hablar y, cuando lo agarra, lo tira al suelo, echa espumarajos, rechina los dientes y se queda tieso. He pedido a tus discípulos que lo echen, y no han sido capaces.» Él les contestó:
-«¡Gente sin fe! ¿Hasta cuándo estaré con vosotros? ¿Hasta cuándo os tendré que soportar? Traédmelo.»  Se lo llevaron. El espíritu, en cuanto vio a Jesús, retorció al niño; cayó por tierra y se revolcaba, echando espumarajos. Jesús preguntó al padre:  -«¿Cuánto tiempo hace que le pasa esto?»  Contestó él:  -«Desde pequeño. Y muchas veces hasta lo ha echado al fuego y al agua, para acabar con él. Si algo puedes, ten lástima de nosotros y ayúdanos.» Jesús replicó:
-«¿Si puedo? Todo es posible al que tiene fe.» Entonces el padre del muchacho gritó:
-«Tengo fe, pero dudo; ayúdame.» Jesús, al ver que acudía gente, increpó al espíritu inmundo, diciendo: -«Espíritu mudo y sordo, yo te lo mando: Vete y no vuelvas a entrar en él.»  Gritando y sacudiéndolo violentamente, salió. El niño se quedó como un cadáver, de modo que la multitud decía que estaba muerto. Pero Jesús lo levantó, cogiéndolo de la mano, y el niño se puso en pie. Al entrar en casa, sus discípulos le preguntaron a solas:  -«¿Por qué no pudimos echarlo nosotros?»  Él les respondió: -«Esta especie sólo puede salir con oración.»

REFLEXIÓN

Antiguamente la gente llamaba malos espíritus a las enfermedades mentales. Por lo que vemos en este pasaje del evangelio, aquel niño tenía una epilepsia. Para que aquel muchacho se liberara de aquel mal que le impedía vivir, hacía falta fe en su padre y en los discípulos de Jesús que habían intentado curarlo, pero la fe de todos ellos era muy débil, como nos pasa muchas veces a nosotros. Nos dirigimos a Dios, pero no estamos lo suficientemente abiertos a él para recibir todo lo que él nos quiere entregar. Cuanto más fe y más abiertos estemos a Dios más recibiremos de él. Él siempre quiere llenar nuestra vida, si nosotros no se lo impedimos.

 

La vida en todas partes

Muchas personas luchan en contra del aborto, valoran la vida los niños que no han nacido… Es importante el compromiso de estas personas, pero, en muchas ocasiones, no valoran tanto la vida de los que han nacido. No tienen en cuenta los que sufren los trabajadores en las fábricas, la amargura de las personas solas y abandonados, los enfermos dependientes sin apoyo económico, la mujeres maltratadas… y la parte de la humanidad que se muere hambre… Todo es vida humana…

Buen día…

 

La vida a tot arreu
Moltes persones lluiten en contra de l’avortament, valoren la vida els xiquets que no han nascut… És important el compromís d’aquestes persones, però, en moltes ocasions, no valoren tant la vida dels quals han nascut. No tenen en compte els que pateixen els treballadors a les fàbriques, l’amargor de les persones soles i abandonats, els malalts dependents sense suport econòmic, la dones maltractades… i la part de la humanitat que es mor fam… Tot és vida humana…
Bon dia…

 

La Mesa de la Palabra (11)

Después de la segunda lectura y antes del evangelio, se suele cantar el ALELUYA, u otro canto, y además se lee y una frase o versículo del evangelio, o de otra parte de la Sagrada Escritura. Los cristianos sentimos la alegría más grande ante la Buena Noticia que es el Evangelio de Jesús. Jesús y su mensaje son nuestra vida y nuestra felicidad. Aunque tenemos muchos problemas y pasamos por los sufrimientos que pasa cualquier persona, nuestra vida está marcada por la esperanza y el convencimiento de que Dios nos ama, nos perdona y nos ofrece su salvación en todos los momentos de nuestra vida. Toda nuestra vida ha de ser un ALELUYA, que significa “alabad al Señor”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s