DOMINGO 8 DE TIEMPO ORDINARIO

Sir 27,4-7: No alabes a nadie antes de que razone.

Se agita la criba y queda el desecho, así el desperdicio del hombre cuando es examinado.
El horno prueba la vasija del alfarero, el hombre se prueba en su razonar.
El fruto muestra el cultivo de un árbol, la palabra, la mentalidad del hombre.
No alabes a nadie antes de que razone, porque ésa es la prueba del hombre.

Sal 91,2-3.13-14.15-16: Es bueno darte gracias, Señor.

Es bueno dar gracias al Señor
y tocar para tu nombre, oh Altísimo,
proclamar por la mañana tu misericordia
y de noche tu fidelidad.

El justo crecerá como una palmera,
se alzará como un cedro del Líbano;
plantado en la casa del Señor,
crecerá en los atrios de nuestro Dios.

En la vejez seguirá dando fruto
y estará lozano y frondoso,
para proclamar que el Señor es justo,
que en mi Roca no existe la maldad.

1Cor 15,54-58: Nos da la victoria por Jesucristo.

Hermanos:
Cuando esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra escrita:
«La muerte ha sido absorbida en la victoria. ¿Dónde está, muerte, tu victoria? ¿Dónde está, muerte, tu aguijón?»
El aguijón de la muerte es el pecado, y la fuerza del pecado es la Ley.
¡Demos gracias a Dios, que nos da la victoria por nuestro Señor Jesucristo!
Así, pues, hermanos míos queridos, manteneos firmes y constantes.
Trabajad siempre por el Señor, sin reservas, convencidos de que el Señor no dejará sin recompensa vuestra fatiga.

Lc 6,39-45: Lo que rebosa del corazón, lo habla la boca.

En aquel tiempo, dijo Jesús a los discípulos una parábola:
—«¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán los dos en el hoyo?
Un discípulo no es más que su maestro, si bien, cuando termine su aprendizaje, será como su maestro.
¿Por qué te fijas en la mota que tiene tu hermano en el ojo y no reparas en la viga que llevas en el tuyo? ¿Cómo puedes decirle a tu hermano:
“Hermano, déjame que te saque la mota del ojo”, sin fijarte en la viga que llevas en el tuyo? ¡Hipócrita! Sácate primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la mota del ojo de tu hermano.
No hay árbol sano que dé fruto dañado, ni árbol dañado que dé fruto sano.
Cada árbol se conoce por su fruto; porque no se cosechan higos de las zarzas, ni se vendimian racimos de los espinos.
El que es bueno, de la bondad que atesora en su corazón saca el bien, y el que es malo, de la maldad saca el mal; porque lo que rebosa del corazón, lo habla la boca.»

 Homilía

No es bueno actuar sin ver la realidad. En nuestro tiempo nos dejamos llevar mucho de la propaganda, de lo más cómodo, o de lo que hace todo el mundo, de la imagen… La primera lectura nos dice que no actuemos ni tomemos posturas en la vida sin conocer la realidad. Primero es cuchar y ver, después valorar lo que hemos visto y, a continuación, tomar decisiones. Nada de actuar de forma precipitada, sin darnos cuenta de la realidad.

El salmo que hemos rezado, nos invita a tener presente siempre a Dios, a contar con él en todo momento, porque él es quien nos puede orientar en nuestra vida y nos ayudará a dar buenos frutos.

Jesús en el evangelio nos ayuda a darnos cuenta de que todos estamos necesitados de luz para caminar por la vida. Nadie debe pensar que lo sabe todo, o que lo puede todo. Llegamos a tener algo claro cuando nos damos cuenta de nuestra ignorancia y nuestras limitaciones en todos los sentidos. Es por eso por lo que no podemos juzgar a nadie, ni ponernos por encima de nadie. Esto no quiere decir que, si vemos que alguna persona comete un error, no le ayudemos, con delicadeza y humildad, a corregir su falta, dándonos cuenta de que nosotros tenemos tantas faltas, o más, que esa persona a la que queremos ayudar. Lo que es menester que, los defectos de los demás nos ayuden a ver siempre los nuestros y a corregirnos.

Somos personas auténticas y honestas, y podemos dar buenos frutos, cuando somos humildes y reconocemos nuestras debilidades y defectos, sin obsesionarnos ni acomplejarnos  por ellos. Demostramos el valor de nuestra vida, cuando no nos quedamos en teorías y apariencias, sino  que damos frutos de buenas obras y obramos sin ningún interés, y dentro de nuestras posibilidades. Son nuestras obras y nuestra forma de vivir y de pensar, nuestras actitudes, lo que dice quiénes somos y la calidad de nuestra vida.

Son nuestras obras, nuestras palabras y toda nuestra vida lo que manifiesta lo que somos por dentro, lo que llevamos en nuestro corazón… Cuando nuestra vida está movida por el amor a los demás, y cuando ese amor nos compromete y hace que compartamos nuestros bienes, nuestro tiempo y nuestras energías, con las personas que sufren, cuando valoramos y queremos de verdad a todos, sean quienes sean, cuando para nosotros lo primero y lo más importante son las personas, no sólo las que nos caen simpáticas y las que nos aprecian… es entonces que cuando manifestamos que tenemos buen corazón, que somos un árbol sano.

Es entonces cuando se manifiesta en nuestra vida la resurrección de Jesús, esa vida nueva que él nos ha dado a todos al recibir el Bautismo.

Nuestra participación en la Eucaristía será verdadera, cuando nos lleve a entregar nuestra vida por los demás y a compartir nuestros bienes con los necesitados, como hace Jesús en la celebración. Jesús está en los enfermos, en los inmigrantes, en las personas solas y abandonadas, en los que no tienen hogar y viven en la calle, en los trabajadores que sufren por su trabajo. Sabemos que hay naciones en las que la gente está sufriendo mucho. Un ejemplo delo que decimos es Venezuela… No podemos vivir sin solidarizarnos con estas personas, con todos lo que sufren en la humanidad, porque en ellos está sufriendo Jesús, es Dios el que sufre.

  • ¿Cómo aprovecho los defectos de los demás para ver corregir los míos?
  • ¿Cómo manifiesto con mis obras y con mi vida, mi fe en Jesús?
  • ¿cómo la celebración de la Eucaristía, va transformando mi vida?

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s