10 de marzo de 2019

Lc 4,1-13: El Espíritu lo fue llevando por el desierto, mientras era tentado.

En aquel tiempo, Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán, y durante cuarenta días, el Espíritu lo fue llevando por el desierto, mientras era tentado por el diablo. Todo aquel tiempo estuvo sin comer, y al final sintió hambre. Entonces el diablo le dijo: -Si eres Hijo de Dios, dile a esta piedra que se convierta en pan. Jesús le contestó: -Está escrito: «No sólo de pan vive el hombre.» Después, llevándole a lo alto, el diablo le mostró en un instante todos los reinos del mundo, y le dijo: -Te daré el poder y la gloria de todo eso, porque a mí me lo han dado y yo lo doy a quien quiero. Si tú te arrodillas delante de mí, todo será tuyo. Jesús le contestó: -Está escrito: «Al Señor tu Dios adorarás y a él sólo darás culto.» Entonces lo llevó a Jerusalén y lo puso en el alero del templo y le dijo: -Si eres Hijo de Dios, tírate de aquí abajo, porque está escrito: «Encargará a los ángeles que cuiden de ti», y también: «te sostendrán en sus manos, para que tu pie no tropiece con las piedras.» Jesús le contestó: -Está mandado: «No tentarás al Señor tu Dios.» Completadas las tentaciones, el demonio se marchó hasta otra ocasión.

REFLEXIÓN

En el evangelio vemos que Jesús era un ser humano como nosotros, con las mismas tendencias y tentaciones. La primera tentación fue: Emplear toda sus fuerzas para vivir bien, convertir las piedras en pan. La segunda tentación es el conseguir el poder, a costa de lo que sea, aún adorando al espíritu del mal. Y la tercera: El hacerse famoso tirándose del lo más alto del templo, utilizando a Dios y la religión. Jesús tuvo más tentaciones a lo largo de su vida… La diferencia entre él y nosotros es que él no se dejó llevar de esas tendencias y nosotros, en algunas ocasiones, nos entregamos a lo que nos ponen delante y a lo que nos gusta más. Jesús mantuvo su libertad y su dignidad, no la cambió ni la vendió por nada. Hemos entrado en la Cuaresma… Podríamos pensar cuáles son nuestras tentaciones y si nos dejamos llevar por ellas

 

LA PRODUCTIVIDAD

Para vivir hace falta producir… Pero, a veces, nos empeñamos tanto en producir  que dejamos de ser personas y nos convertimos en máquinas productoras, desaparece el amor y la humanidad… Vivimos en un mundo, obsesionado y dominado por la producción, donde se ponen las personas al servicio de la producción, y dejan de vivir como personas…

 

LA PRODUCTIVITAT
Per a viure fa falta produir… Però, de vegades, ens obstinem tant a produir que deixem de ser persones i ens convertim en màquines productores, desapareix l’amor i la humanitat… Vivim en un món, obsessionat i dominat per la producció, on es posen les persones al servei de la producció, i deixen de viure com a persones…

 

LA MESA DE LA EUCARISTÍA (5)

El Prefacio acaba con la aclamación de SANTO que tiene dos partes. La primera es una proclamación de Dios como el único bueno, el único justo el único santo. La palabra santo quiere decir algo probado, consagrado, limpio de todo lo que no sea verdadero y auténtico. Se reconoce que Dios es la fuente de la verdad, la bondad, la belleza,  la vida, y el amor. Y que es él, y sólo él, quien llena el universo, ya que todo lo bueno, bello y verdadero procede de él. En el Prefacio nos abrimos al SER de Dios. En el SANTO, esta apertura, fe y reconocimiento llega a lo más alto, con la intención de recibir de Dios esa santidad y esa vida que viene de él. Por eso se dice HOSANNA, que significa, sálvanos, que tu vida nos llene. Esta elevación de nuestro espíritu, no es una evasión, pues somos conscientes de quiénes somos y de nuestras limitaciones, sino la manifestación de nuestra aspiración profunda a llenarnos de la vida de Aquel que nos ha creado…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s