19 de marzo de 2019

Mt 1,16.18-21.24a: José hizo lo que le había mandado el ángel del Señor.

Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado Cristo.
El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera: María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era justo y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo: -«José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados.» Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor.

REFLEXIÓN

José, un trabajador, era una persona abierta a Dios por la fe. No se dejaba llevar por las impresiones, los sentimientos o las apariencias, sino que afrontaba la vida desde la fe, siempre en unión con Dios, escuchando lo que Dios le decía, encaminando su vida y guiado por la Palabra de Dios. Más que  su forma de ver las cosas, valoraba y ponía en práctica lo que Dios le decía. En su vida mandaba Dios y él se sentía su colaborador. No dijo ni una palabra, se limitó a vivir lo que creía, a hacer realidad la Palabra de Dios. La humanidad le debe mucho a José. Nos recuerda a Abrahán, a Moisés y a todos los profetas que se fiaron de Dios, vivieron y transmitieron al pueblo la Palabra con sus obras. De esta manera, en colaboración con María, pudo educar muy bien a Jesús.

 

EL PADRE

Cuando un padre actúa como un patriarca, deja de ser padre para convertirse en un dictador… El patriarca no construye la familia sino su proyecto personal y se sirve de los miembros de su familia para construir lo que piensa y lo que le engrandece, aunque todo haga con la escusa del bien de su familia. Tanto el patriarcado como el matriarcado pasaron a la historia. Ahora estamos en la época del diálogo y la colaboración en la familia y en la sociedad…

Buen día…

 

EL PARE
Quan un pare actua com un patriarca, deixa de ser pare per a convertir-se en un dictador… El patriarca no construeix la família sinó el seu projecte personal i se serveix dels membres de la seua família per a construir el que pensa i el que li engrandeix, encara que tot faça amb l´escusa del bé de la seua família. Tant el patriarcat com el matriarcat van passar a la història. Ara estem en l’època del diàleg i la col·laboració en la família i en la societat… Bon dia….

LA MESA DE LA EUCARISTÍA (6)

La segunda parte del SANTO, es una aclamación al que ha venido a salvarnos enviado por el Padre: BENDITO EL QUE VIENE EN NOMBRE DEL SEÑOR. Es la expresión del gozo por la presencia de Jesús entre nosotros y el reconocimiento de su obra salvadora en la humanidad. Esta expresión, no se queda en recordar al que vino hace dos mil años, sino que supone que está viniendo, que nos vista en cada momento de nuestra vida y de la historia de la humanidad. Concretamente, la celebración de la Eucaristía es una venida real de Jesús. Y fuera de la celebración Jesús nos visita y nos habla en cada momento de nuestra vida, a través de la personas y de los acontecimientos de la humanidad. Esta palabras nos orientan y predisponen a recibir en todo momento la venida de Jesús resucitado que siempre estará con nosotros hasta el fin del mundo.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s