22 de marzo de 2019

Mt 21,33-43.45-46: Este es el heredero: venid, lo mataremos.

En aquel tiempo, dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo:  -«Escuchad otra parábola: Había un propietario que plantó una viña, la rodeó con una cerca, cavó en ella un lagar, construyó la casa del guarda, la arrendó a unos labradores y se marchó de viaje. Llegado el tiempo de la vendimia, envió sus criados a los labradores, para percibir los frutos que le correspondían. Pero los labradores, agarrando a los criados, apalearon a uno, mataron a otro, y a otro lo apedrearon. Envió de nuevo otros criados, más que la primera vez, e hicieron con ellos lo mismo. Por último les mandó a su hijo, diciéndose: “Tendrán respeto a mi hijo.” Pero los labradores, al ver al hijo, se dijeron: “Éste es el heredero: venid, lo matamos y nos quedamos con su herencia.” Y, agarrándolo, lo empujaron fuera de la viña y lo mataron. Y ahora, cuando vuelva el dueño de la viña, ¿qué hará con aquellos labradores?»
Le contestaron: -«Hará morir de mala muerte a esos malvados y arrendará la viña a otros labradores, que le entreguen los frutos a sus tiempos.» Y Jesús les dice: -«¿No habéis leído nunca en la Escritura: “La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular. Es el Señor quien lo ha hecho, ha sido un milagro patente”? Por eso os digo que se os quitará a vosotros el reino de Dios y se dará a un pueblo que produzca sus frutos.» Los sumos sacerdotes y los fariseos, al oír sus parábolas, comprendieron que hablaba de ellos. Y, aunque buscaban echarle mano, temieron a la gente, que lo tenía por profeta.

REFLEXIÓN

Vemos que Jesús no tiene pelos en la lengua. Les dice la verdad a los jefes del pueblo, para que recapaciten y cambien su vida. No anda con miedos y ni con falsas prudencias. El problema era que los jefes de la de Israel, se habían apoderado del templo y de la de la religión, la consideraban como su propiedad, incluso creían que podían disponer de la vida de las personas, y no querían dar cuentas, ni a Dios ni a nadie, de los abusos que estaban cometiendo. Cuando nos consideramos dueños absolutos, ocupamos el lugar de Dios, siendo Dios es el único dueño de todo y a quien tenemos que dar cuentas. Hoy esto ocurre, en algunas ocasiones dentro de la Iglesia, cuando algún sacerdote, o algún miembro de la comunidad cristiana, se hace el dueño de la parroquia. Y también es muy frecuente en los ayuntamientos, en el gobierno, y en todo tipo de empresas. El hacernos los amos destruye la vida de la sociedad.

 

MANERAS DE PENSAR

En la Iglesia, como en todos los espacios de la sociedad, hay muchas maneras de pensar… No todos los católicos piensan y viven de la misma manera… La cosa se complica, cuando algún grupo excluye a los otros grupos, y piensa que el suyo es el único bueno y el verdadero, excluyendo a los demás, y negándose al diálogo y adoptando posturas intransigentes… El ser diferentes no es impedimento para formar una misma Iglesia, hace falta actitud de diálogo…

 

MANERES DE PENSAR
En l’Església, com en tots els espais de la societat, hi ha moltes maneres de pensar… No tots els catòlics pensen i viuen de la mateixa manera… La cosa es complica, quan algun grup exclou als altres grups, i pensa que el seu és l’únic bo i el vertader, excloent als altres, i negant-se al diàleg i adoptant postures intransigents… El ser diferents no es impidiment per a formar una sola Església… Fan falta acituts de diàleg…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s