24 de marzo de 2019

Lc 13,1-9: Si no os convertís, todos pereceréis de la misma manera.

En aquella ocasión, se presentaron algunos a contar a Jesús lo de los galileos, cuya sangre vertió Pilato con la de los sacrificios que ofrecían. Jesús les contestó: – ¿Pensáis que esos galileos eran más pecadores que los demás galileos, porque acabaron así? Os digo que no; y si no os convertís, todos pereceréis lo mismo. Y aquellos dieciocho que murieron aplastados por la torre de Siloé, ¿pensáis que eran más culpables que los demás habitantes de Jerusalén? Os digo que no. Y si no os convertís, todos pereceréis de la misma manera. Y les dijo esta parábola: Uno tenía una higuera plantada en su viña, y fue a buscar fruto en ella, y no lo encontró. Dijo entonces al viñador: –Ya ves: tres años llevo viniendo a buscar fruto en esta higuera, y no lo encuentro. Córtala. ¿Para qué va a ocupar terreno en balde? Pero el viñador contestó: –Señor, déjala todavía este año; yo cavaré alrededor y le echaré estiércol, a ver si da fruto. Si no, el año que viene la cortarás.

REFLEXIÓN

En tiempos de Jesús, y algunas veces también ahora, se pensaba que aquella persona que tenía una desgracia era porque había hecho algo malo, y que la desgracia era como el castigo… Jesús invita a pensar que eso no es verdad. Nos llama a encontrarnos con nosotros mismos, a darnos cuenta de que todos tenemos muchas cosas pendientes y necesitamos un cambio profundo de nuestras vidas, una conversión. Nos hace ver Jesús que, las desgracias de los demás, nos han de ayudar a ver, la necesidad que tenemos de renovar nuestra vida… La reacción más corriente, entre nosotros, suele ser el comentar con asombro las cosas que pasan en el mundo, unos veces criticando y otras lamentando, pero nos cuesta encontrarnos con nosotros mismos y afrontar nuestra propia realidad, para cambiar. A eso nos invita Jesús, de una manera especial, ahora en Cuaresma… Que el Señor nos conceda el don de la conversión…

 

POR QUÉ OCURRE

Está bien rechazar el aborto, pero, junto con eso, nos deberíamos preguntar por qué ocurren tantos abortos… Sé de muchas personas, contrarias al aborto, que se han visto en situaciones muy difíciles que les han empujado a abortar. El aborto es una desgracia que deja una amargura grande en la persona que lo realiza. Además de ponernos en contra del aborto, debemos trabajar para evitar las circunstancias que lo provocan, es en esto en donde se ven a las personas que de verdad están en contra del aborto…

 

PER QUÈ OCORRE

Està bé rebutjar l’avortament, però, juntament amb això, ens hauríem de preguntar per què ocorren tants avortaments… Sé de moltes persones, contràries a l’avortament, que s’han vist en situacions molt difícils que els han espentat a avortar. L’avortament és una desgràcia que deixa una amargor gran en la persona que el realitza. A més de posar-nos en contra de l’avortament, hem de treballar per a evitar les circumstàncies que el provoquen, és en això on es veuen a les persones que de debò estan en contra de l’avortament…

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s