26 de marzo de 2019

Mt 18,21-35: Si cada cual no perdona de corazón a su hermano, tampoco el Padre os perdonará.

En aquel tiempo, se adelantó Pedro y preguntó a Jesús: – «Señor, si mi hermano me ofende, ¿cuántas veces le tengo que perdonar? ¿Hasta siete veces?» Jesús le contesta: – «No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete. Y a propósito de esto, el reino de los cielos se parece a un rey que quiso ajustar las cuentas con sus empleados. Al empezar a ajustarlas, le presentaron uno que debía diez mil talentos. Como no tenía con qué pagar, el señor mandó que lo vendieran a él con su mujer y sus hijos y todas sus posesiones, y que pagara así. El empleado, arrojándose a sus pies, le suplicaba diciendo: “Ten paciencia conmigo, y te lo pagaré todo, “El señor tuvo lástima de aquel empleado y lo dejó marchar, perdonándole la deuda. Pero, al salir, el empleado aquel encontró a uno de sus compañeros que le debía cien denarios y, agarrándolo, lo estrangulaba, diciendo: “Págame lo que me debes.”El compañero, arrojándose a sus pies, le rogaba, diciendo: “Ten paciencia conmigo, y te lo pagaré” Pero él se negó y fue y lo metió en la cárcel hasta que pagara lo que debía. Sus compañeros, al ver lo ocurrido, quedaron consternados y fueron a contarle a su señor todo lo sucedido. Entonces el señor lo llamó y le dijo: “¡Siervo malvado! Toda aquella deuda te la perdoné porque me lo pediste. ¿No debías tú también tener compasión de tu compañero, como yo tuve compasión de ti?” Y el señor, indignado, lo entregó a los verdugos hasta que pagara toda la deuda.
Lo mismo hará con vosotros mi Padre del cielo, si cada cual no perdona de corazón a su hermano.»

REFLEXIÓN

Normalmente, en la vida, cuando tenemos algún problema con alguna persona, o con algún grupo de personas,  elegimos la venganza o el resentimiento. Solemos decir, o pensar, que el que siempre perdona, se pasa de bueno y lo toman por tonto. Esta es la forma de actuar que tienen las empresas, los partidos políticos, y los gobiernos. No se elige la colaboración, el diálogo, y el buen entendimiento, sino las acusaciones, difamaciones y sentimientos de revancha. No se busca la verdad y la justicia sino la destrucción del contrario… Esta forma de actuar produce daños muy grandes para  del conjunto de la sociedad y evita llegar a acuerdos para el bien común. Jesús nos enseña el camino de la reconciliación que, además de la justicia incluye el amor. Así es como actúa Dios con nosotros…

 

EL PERDÓN

Cuando no perdonamos y le damos muchas vueltas a lo que nos han hecho, nos hacemos un daño muy grande a nosotros mismos y no nos damos cuenta de que nosotros  también necesitamos que nos perdonan continuamente. La falta de perdón destruye la sociedad y la humanidad entera. Hemos de solucionar las injusticias y todo lo que destruye la dignidad de las personas, pero movidos por el amor, no por el resentimiento y venganza..

Buen día…

 

EL PERDÓ
Quan no perdonem i li donem moltes voltes al que ens han fet, ens fem un mal molt gran a nosaltres mateixos i no ens adonem que nosaltres també necessitem que ens perdonen contínuament. La falta de perdó destrueix la societat i la humanitat sencera. Hem de solucionar les injustícies i tot el que destrueix la dignitat de les persones, però moguts per l’amor, no pel ressentiment i venjança..
Bon dia…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s