29 de marzo del 2019

Mc 12,28b-34: El Señor, nuestro Dios, es el único Señor y lo amarás.

En aquel tiempo, un escriba se acercó a Jesús y le preguntó: – «¿Qué mandamiento es el primero de todos?» Respondió Jesús: – «El primero es: “Escucha, Israel, el Señor, nuestro Dios, es el único Señor: amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser.” El segundo es éste: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo.” No hay mandamiento mayor que éstos.» El escriba replicó: – «Muy bien, Maestro, tienes razón cuando dices que el Señor es uno solo y no hay otro fuera de él; y que amarlo con todo el corazón, con todo el entendimiento y con todo el ser, y amar al prójimo como a uno mismo vale más que todos los holocaustos y sacrificios.» Jesús, viendo que había respondido sensatamente, le dijo:
– «No estás lejos del reino de Dios.» Y nadie se atrevió a hacerle más preguntas.

REFLEXIÓN

Los mandamientos, antes de estar escritos en la Biblia y en otros libros, están escritos en nuestros corazones. Todos los mandamientos se resumen en estos dos que Jesús le dice al escriba. Y más que mandamientos son la expresión de las dos necesidades más grandes que tenemos todas las personas: El amar y ser amados. Estos dos mandamientos nos marcan el camino de lo que es ser personas. El no amar ni ser amados, nos conduce a nuestra destrucción,  a la negación de nuestro ser de personas. Cuando vivimos los dos mandamientos nuestra vida es verdadera vida, madura y ayudamos a vivir a los demás…

 

LA PRIPIEDAD PRIVADA

Cuando nació la Iglesia, los cristianos tenían todos sus bienes en común; y a lo largo de los siglos, los grandes pensadores cristianos, incluidos los últimos papas, siempre han dicho que la propiedad privada sólo se justifica si se pone al servicio del bien común… Llama la atención que en el occidente cristiano estén las propiedades privadas más grandes y más alejadas del bien de la sociedad, aunque haya excepciones admirables…

Buen día…

 

LA  PROPIETAT PRIVADA
Quan va nàixer l’Església, els cristians tenien tots els seus béns en comú; i al llarg dels segles, els grans pensadors cristians, inclosos els últims papes, sempre han dit que la propietat privada només es justifica si es posa al servei del bé comú… Crida l’atenció que en l’occident cristià estiguen les propietats privades més grans i més allunyades del bé de la societat, encara que hi haja excepcions admirables…
Bon dia…

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s