3 de abril de 2019

Jn 5,17-30: Quien escucha la palabra del Hijo y cree en el Padre ha pasado ya de la muerte a la vida.

En aquel tiempo, dijo Jesús a los judíos: – «Mi Padre sigue actuando, y yo también actúo.»
Por eso los judíos tenían más ganas de matarlo: porque no sólo abolía el sábado, sino también llamaba a Dios Padre suyo, haciéndose igual a Dios. Jesús tomó la palabra y les dijo:
– «Os lo aseguro: El Hijo no puede hacer por su cuenta nada que no vea hacer al Padre. Lo que hace éste, eso mismo hace también el Hijo, pues el Padre ama al Hijo y le muestra todo lo que él hace, y le mostrará obras mayores que ésta, para vuestro asombro. Lo mismo que el Padre resucita a los muertos y les da vida, así también el Hijo da vida a los que quiere. Porque el Padre no juzga a nadie, sino que ha confiado al Hijo el juicio de todos, para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo no honra al Padre que lo envió. Os lo aseguro: Quien escucha mi palabra y cree al que me envió posee la vida eterna y no se le llamará a juicio, porque ha pasado ya de la muerte a la vida. Os aseguro que llega la hora, y ya está aquí, en que los muertos oirán la voz del Hijo de Dios, y los que hayan oído vivirán. Porque, igual que el Padre dispone de la vida, así ha dado también al Hijo el disponer de la vida. Y le ha dado potestad de juzgar, porque es el Hijo del hombre. No os sorprenda, porque viene la hora en que los que están en el sepulcro oirán su voz: los que hayan hecho el bien saldrán a una resurrección de vida; los que hayan hecho el mal, a una resurrección de juicio. Yo no puedo hacer nada por mí mismo; según le oigo, juzgo, y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió.»

REFLEXIÓN-CONTEMPLACIÓN

La vida y la persona de Jesús estaba en total sintonía con la vida de Dios, su Padre. Eran los dos una sola vida. La vida de Jesús fue hacer presente al Padre. En Jesús está todo el poder de Dios, por eso, sólo con su Palabra, podía resucitar muertos y curar a todos los enfermos que le traían para que los curara. Creer en Jesús es creer en el Padre, la Palabra de Jesús es la Palabra de Dios Padre. Jesús viene al mundo a resucitar a toda la humanidad con su Palabra. Encontrarse con Jesús creer en él es encontrar una vida nueva, la vida de Dios, es resucitar de la muerte. Sólo Jesús puede resucitar a cada uno y al mundo de la muerte.

 

PACO Y PEDRITO

Paco, el papa de Pedrito, se encontraba inseguro y tenía miedo de que su hijo no lo quisiera, y para asegurarse el cariño de Pedrito, le compró un móvil último modelo, una bicicleta y varios caprichos que al hijo le pasaron por la cabeza. Se dio cuenta Pedrito de la debilidad del padre, y no paraba de pedirle caprichos… Mandaba en el padre, se convirtió y su tirano y su dueño.

Buen día…

 

PACO I PERET
Paco, el papa de Peret, es trobava insegur i tenia por que el seu fill no el volguera, i per a assegurar-se l’afecte de Peret, li va comprar un mòbil últim model, una bicicleta i diversos capritxos que al fill li van passar pel cap. Es va adonar Peret de la feblesa del pare, i no parava de demanar-li capritxos… Manava en el pare, es va convertir i el seu tirà i el seu amo…

Bon dia…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s