7 de abril de 2019

Jn 8,1-11: El que esté sin pecado, que le tire la primera piedra.

En aquel tiempo, Jesús se retiró al monte de los Olivos. Al amanecer se presentó de nuevo en el templo y todo el pueblo acudía a él, y, sentándose, les enseñaba. Los letrados y los fariseos le traen una mujer sorprendida en adulterio, y, colocándola en medio, le dijeron: -Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. La ley de Moisés nos manda apedrear a las adúlteras: tú, ¿qué dices ?. Le preguntaban esto para comprometerlo y poder acusarlo. Pero Jesús, inclinándose, escribía con el dedo en el suelo. Como insistían en preguntarle, se incorporó y les dijo: -El que esté sin pecado, que le tire la primera piedra. E inclinándose otra vez, siguió escribiendo. Ellos, al oírlo, se fueron escabullendo uno a uno, empezando por los más viejos, hasta el último. Y quedó solo Jesús, y la mujer en medio, de pie. Jesús se incorporó y le preguntó: -Mujer, ¿dónde están tus acusadores?, ¿ninguno te ha condenado? Ella contestó: -Ninguno, Señor. Jesús dijo:-Tampoco yo te condeno. Anda, y en adelante no peques más.

REFLEXIÓN-CONTEMPLACIÓN

En tiempos de Jesús se castigaba mucho a las mujeres, y a los hombres se les permitía todo. Aquí vemos a Jesús cómo da la cara por una mujer que iban a matar, y consigue liberarla de aquella “manada”. Jesús no piensa que la mujer ha obrado bien, pero le ofrece el perdón y la oportunidad de reconstruir su vida. Ha venido al mundo para salvarlo, no para condenarlo. Y también ayuda a aquellos hombres, a ver que todos tenemos fallos, que nadie se puede poner por encima de los demás, ni juzgar, ni acusar y menos matar, aunque esté escrito en el Antiguo Testamento.

 

TIRAR LA PIEDRA

Ninguna persona, grupo o partido político, puede tirar la piedra en contra de otro. Todas las personas y partidos políticos tenemos muchos fallos, y muchas cosas pendientes. Debemos comenzar reconociendo nuestros errores, no acusando a los demás…

Buen día…

 

TIRAR LA PEDRA
Cap persona, grup o partit polític, pot tirar la pedra en contra d’un altre. Totes les persones i partits polítics tenim moltes fallades, i moltes coses pendents. Hem de començar reconeixent els nostres errors, no acusant els altre…
Bon dia…

 

LA MESA DE LA EUCARISTÍA (13)

¿Qué se consagra en el altar? Algunas personas contestan: El pan y el vino… Pero además del pan y del vino, nos consagramos nosotros y toda la humanidad. El PROYECTO de Dios es: Hacernos hijos suyos, semejantes de su Hijo Jesús. La vida de las personas que participan en  la Eucaristía, ha de transformarse totalmente, para eso se ponen todos en el altar, en el momento del ofertorio, junto con el pan y con el vino. Y Jesús, cuando vino a este mundo, no vino sólo a transformar a las personas, sino a cambiar totalmente las estructuras y la organización de la sociedad: Transformar las estructuras de pecado y estructuras liberadoras que nos ayuden a vivir como hijos de Dios, transformar el mundo en el Reino de Dios. Dejemos que el Señor no consagre y nos transforme, que nos libere de todo lo que nos impide ser personas

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s