8 de abril de 2019

Jn 8,12-20: Yo soy la luz del mundo.

En aquel tiempo, Jesús volvió a hablar a los fariseos:-Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no camina en tinieblas. sino que tendrá la luz de la vida. Le dijeron los fariseos: -Tú das testimonio de ti mismo, tu testimonio no es válido. Jesús les contestó: -Aunque yo doy testimonio de mí mismo, mi testimonio es válido, porque sé de dónde he venido y adónde voy; en cambio, vosotros no sabéis de dónde vengo ni adónde voy. Vosotros juzgáis según la carne; yo no juzgo a nadie; y, si juzgo yo, mi juicio es legítimo, porque no estoy yo solo, sino que estoy con el que me ha enviado, el Padre; y en vuestra ley está escrito que el testimonio de dos es válido. Yo doy testimonio de mí mismo, y además da testimonio de mí el que me envió, el Padre. Ellos le preguntaban: -¿Dónde está tu Padre? Jesús contestó: -Ni me conocéis a mí ni a mi Padre; si me conocierais a mí, conoceríais también a mi Padre. Jesús tuvo esta conversación junto al arca de las ofrendas, cuando enseñaba en el templo. Y nadie le echó mano, porque todavía no había llegado su hora.

REFLEXIÓN-CONTEMPLACIÓN

Aunque hemos avanzado mucho, hay pocas cosas claras en economía, en política, en mundo laboral y en otros muchos campos de la vida. Muchas veces nos situamos ante la vida sin saber a dónde vamos. Vemos que las cosas no andan bien, pero no sabemos cómo encontrar una solución a los problemas que nos encontramos. Jesús se nos presenta hoy como la LUZ que ilumina nuestra vida y el mundo en que vivimos. Si le miramos, si creemos en él y le seguimos, podremos caminar seguros por la vida, afrontar con serenidad nuestros problemas y ayudar a otras personas a encontrar su camino.

 

LA MUERTE DE  JESÚS

La fe cristiana ve en la muerte de Jesús, la muerte injusta de todos explotados, y de todos los que están perdiendo su vida a consecuencia del trabajo, el hambre, las mujeres asesinadas, las guerras y atentados y todo lo que vaya en contra de la dignidad de las personas… Llama la atención que, al celebrar la Semana Santa, mucha gente sólo de preocupe de sacar las imágenes y no se acuerde para nada de los que está pasando la pasión de Jesús en el mundo…

Buen día…

 

LA MORT DE  JESÚS
La fe cristiana veu en la mort de Jesús, la mort injusta de tots explotats, i de tots els que estan perdent la seua vida a conseqüència del treball, la fam, les dones assassinades, les guerres i atemptats i tot el que vaja en contra de la dignitat de les persones… Crida l’atenció que, en celebrar la Setmana Santa, molta gent només de preocupe de traure les imatges i no s’acorde per a res dels quals està passant la passió de Jesús en el món…
Bon dia…

 

LA MESA DE LA EUCARISTÍA (14)

Las palabras de la consagración definen lo que es la vida de Jesús: donación y entrega. Y orientan y definen lo que es la vida de cada cristiano y de toda la Iglesia, tienen total relación con nuestra vida. Al consagrar el pan y el vino nosotros nos dejamos transformar y orientar por esas por esas palabras. Toda nuestra vida será un “tomad y comed todos de él. Nuestra vida se convierte en un buen alimento para todos, en un buen pan, como se convirtió Jesús en la última cena para sus discípulos y para todos los que crean en él. Cuando por nuestro egoísmo nos comemos a los demás, estamos renegando de nuestra fe. Lo propio de un cristiano es darse en alimento a todas las personas, de forma consciente y libre, como lo hizo Jesús.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s