15 de abril del 2019

Jn 12,1-11: Déjala; lo tenía guardado para el día de mi sepultura.

Seis días antes de la Pascua, fue Jesús a Betania, donde vivía Lázaro, a quien había resucitado de entre los muertos. Allí le ofrecieron una cena; Marta servía, y Lázaro era uno de los que estaban con él a la mesa. María tomó una libra de perfume de nardo, auténtico y costoso, le ungió a Jesús los pies y se los enjugó con su cabellera. Y la casa se llenó de la fragancia del perfume. Judas Iscariote, uno de sus discípulos, el que lo iba a entregar, dice:  – «¿Por qué no se ha vendido este perfume por trescientos denarios para dárselos a los pobres?» Esto lo dijo, no porque le importasen los pobres, sino porque era un ladrón; y como tenía la bolsa llevaba lo que iban echando. Jesús dijo: – «Déjala; lo tenía guardado para el día de mi sepultura; porque a los pobres los tenéis siempre con vosotros, pero a mí no siempre me tenéis.» Una muchedumbre de judíos se enteró de que estaba allí y fueron, no sólo por Jesús, sino también para ver a Lázaro, al que había resucitado de entre los muertos. Los sumos sacerdotes decidieron matar también a Lázaro, porque muchos judíos, por su causa, se les iban y creían en Jesús.

REFLEXIÓN

Jesús tiene el respeto más grande ante el gesto de amor de una mujer, con la que tenía una gran amistad, a pesar de que esa acción costaba mucho dinero. Nos invita a no juzgar y a respetar cuando las personas manifiestan sus sentimientos de cariño hacia los demás. En esta ocasión se ve, otra vez, cómo Jesús defiende y se pone de parte de las mujeres, a pesar de que no obren como él hubiera obrado.

 

 

LOS PARTIDOS

Todos los partidos políticos se necesitan, todos se han de complementar. El mirarse como enemigos unos a otros, el no querer dialogar, es un gran perjuicio para la nación, además de ser un mal ejemplo. Para que una nación salga adelante, todos hemos de colaborar y no hacernos la guerra unos a otros.

 

ELS PARTITS
Tots els partits polítics es necessiten, tots s’han de complementar. El mirar-se com a enemics els uns als altres, el no voler dialogar, és un gran perjudici per a la nació, a més de ser un mal exemple. Perquè una nació tire avant, tots hem de col·laborar i no fer-nos la guerra els uns als altres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s