22 de abril de 2019-04-22

Mt 28,8-15: Comunicad a mis hermanos que vayan a Galilea; allí me verán.

En aquel tiempo, las mujeres se marcharon a toda prisa del sepulcro; impresionadas y llenas de alegría, corrieron a anunciarlo a los discípulos. De pronto, Jesús les salió al encuentro y les dijo: – «Alegraos.» Ellas se acercaron, se postraron ante él y le abrazaron los pies. Jesús les dijo: – «No tengáis miedo: id a comunicar a mis hermanos que vayan a Galilea; allí me verán.» Mientras las mujeres iban de camino, algunos de la guardia fueron a la ciudad y comunicaron a los sumos sacerdotes todo lo ocurrido. Ellos, reunidos con los ancianos, llegaron a un acuerdo y dieron a los soldados una fuerte suma, encargándoles: – «Decid que sus discípulos fueron de noche y robaron el cuerpo mientras vosotros dormíais. Y si esto llega a oídos del gobernador, nosotros nos lo ganaremos y os sacaremos de apuros.» Ellos tomaron el dinero y obraron conforme a las instrucciones. Y esta historia se ha ido difundiendo entre los judíos hasta hoy.

REFLEXIÓN

Cuando una persona tiene interés por encontrarse con Jesús, enseguida él le sale al encuentro. Y si alguien tiene experiencia de haberse encontrado con él se llena de una gran alegría, y enseguida se convierte en un anunciador de esa Gran Noticia que es su resurrección. Jesús pide que sus discípulos vayan a Galilea, donde habían vivido y trabajado, el lugar de la vida normal… Es en la vida de cada día donde encontraremos a Jesús resucitado, cuando valoramos lo que hacemos y ponemos en ello nuestro corazón. Como en el día de hoy, había intereses que querían destruir la resurrección de Jesús, pero no impidieron que, esa Buena Nueva, se extendiera por todo el mundo.

 

LA VIDA DE CADA DÍA

Nos puede alegrar muy un viaje, una fiesta y cualquier otra cosa extraordinaria, pero donde verdaderamente encontramos la felicidad, es en la vida sencilla y normal de cada día, cuando sabemos valorarla y disfrutar de lo que vamos encontrando, si lo vivimos con serenidad y dejamos a un lado los sueños de grandeza…

Buen día…

 

LA VIDA DE CADA DIA
Ens pot alegrar molt un viatge, una festa i qualsevol altra cosa extraordinària, però on veritablement trobem la felicitat, és en la vida senzilla i normal de cada dia, quan sabem valorar-la i gaudir del que anem trobant, si el vivim amb serenitat i deixem a un costat els somnis de grandesa…
Bon dia…

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s