5 de mayo de 2019

Jn 21,1-19: Jesús se acerca, toma el pan y se lo da, y lo mismo el pescado.

En aquel tiempo, Jesús se apareció otra vez a los discípulos junto al lago de Tiberíades. Y se apareció de esta manera: Estaban juntos Simón Pedro, Tomás apodado el Mellizo, Natanael el de Caná de Galilea, los Zebedeos y otros dos discípulos suyos. Simón Pedro les dice: -Me voy a pescar. Ellos contestaban: -Vamos también nosotros contigo. Salieron y se embarcaron; y aquella noche no cogieron nada. Estaba ya amaneciendo, cuando Jesús se presentó en la orilla; pero los discípulos no sabían que era Jesús. Jesús les dice: -Muchachos, ¿tenéis pescado? Ellos contestaron: -No. El les dice: -Echad la red a la derecha de la barca y encontraréis. La echaron, y no tenían fuerzas para sacarla, por la multitud de peces. Y aquel discípulo que Jesús tanto quería le dice a Pedro: – Es el Señor. Al oír que era el Señor, Simón Pedro, que estaba desnudo, se ató la túnica y se echó al agua. Los demás discípulos se acercaron en la barca, porque no distaban de tierra más que unos cien metros, remolcando la red con los peces. Al saltar a tierra, ven unas brasas con un pescado puesto encima y pan. Jesús les dice: -Traed de los peces que acabáis de coger. Simón Pedro subió a la barca y arrastró hasta la orilla la red repleta de peces grandes: ciento cincuenta y tres. Y aunque eran tantos, no se rompió la red. Jesús les dice: -Vamos, almorzad. Ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle quién era, porque sabían bien que era el Señor. Jesús se acerca, toma el pan y se lo da; y lo mismo el pescado. Esta fue la tercera vez que Jesús se apareció a los discípulos, después de resucitar de entre los muertos. Después de comer dice Jesús a Simón Pedro: -Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos? El le contestó: -Sí, Señor, tú sabes que te quiero. Jesús le dice: -Apacienta mis corderos. Por segunda vez le pregunta:-Simón, hijo de Juan, ¿me amas? Él le contesta:-Sí, Señor, tú sabes que te quiero. Él le dice: Pastorea mis ovejas.  Por tercera vez le pregunta: Simón, hijo de Juan, ¿me quieres? Se entristeció Pedro de que le preguntara por tercera vez si lo quería y le contestó: Señor, tú conoces todo, tú sabes que te quiero.  Jesús le dice: -Apacienta mis ovejas. Te lo aseguro: Cuando eras joven, te ceñías e ibas a donde querías; pero cuando seas viejo, otro te ceñirá y te levará a donde no quieras. Esto dijo aludiendo a la muerte con que iba a dar gloria a Dios. Dicho esto, añadió: Sígueme.

REFLEXIÓN

Lo más importante para  Jesús  es mantener y hacer más profunda la amistad con aquel grupo de personas, con las que había compartido muchas cosas. Se hace presente en su trabajo, les pregunta si tienen pescado, les indica lo que tienen que hacer para encontrar pesca, les prepara un “fuego”  y un buen almuerzo. Con Pedro había algunas cosas pendientes. Le quiere dejar claro que no hay ningún problema para seguir siendo amigos, y con un amor todavía más grande.  Y le anuncia que su unión irá creciendo de día en día hasta comprometer su vida. Este es el compromiso de Jesús: Construir amistad y unión entre las personas…

 

SER MADRE

Si la persona es lo más importante que existe en el mundo, dar la vida, criar y acompañar a un niño es el trabajo y la empresa más importante que existe la humanidad. Parece que no es lo suficientemente valorada, tanto la maternidad como la paternidad. Quizá la valoración debería comenzar por las mismas madres. Y también, este papel, que es el más importante en la vida, requiere una preparación y una formación que no siempre tienen las personas que dan a luz un hijo…

Buen día…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s