24 de mayo de 2019

Jn 15,12-17: Esto os mando: que os améis unos a otros.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: – «Éste es mi mandamiento: que os améis unos a otros como yo os he amado. Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. Ya no os llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor: a vosotros os llamo amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer. No sois vosotros los que me habéis elegido, soy yo quien os he elegido y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto dure. De modo que lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo dé. Esto os mando: que os améis unos a otros.»

REFLEXIÓN

Jesús vino a este mundo para manifestarnos el amor de Dios, para revelarnos que Dios es amor, vino a enseñarnos a amar, a introducir nuestra vida por el camino del amor verdadero. Nos lo enseñó con su vida, más que con sus palabra. Y esta es la misión que nos encargó a los que creemos en él: Amar hasta dar nuestra vida. Este es el fruto que quiere que demos en el mundo: Manifestar el amor de Dios a todas las personas, sobre todo con nuestra vida y nuestras obras, construir  la civilización del amor.

 

LA DIGNIDAD DE LA MUJER

Son muchas las cosas que San Juan Pablo II escribió sobre la mujer, como su encíclica “LA DIGNIDAD DE LA MUJER”, y otros muchos documentos a lo largo de su pontificado, como su “CARTA A LAS MUJERES”, del 29 de junio de 1995, en la que, en el nº 2, dice: “Te doy gracias, mujer-trabajadora, que participas en todos los ámbitos de la vida social, económica, cultural, artística y política, mediante la indispensable aportación que das a la elaboración de una cultura capaz de conciliar razón y sentimiento, a una concepción de la vida siempre abierta al sentido del “misterio”, a la edificación de estructuras económicas y políticas más ricas de Humanidad”.

Buen día…

 

LA DIGNITAT DE LA DONA
Són moltes les coses que Sant Joan Pau II va escriure sobre la dona, com la seua encíclica “LA DIGNITAT DE LA DONA”, i molts altres documents al llarg del seu pontificat, com la seua “CARTA A LES DONES”, del 29 de juny de 1995, en la qual, en el núm. 2, diu: “Et done gràcies, dona-treballadora, que participes en tots els àmbits de la vida social, econòmica, cultural, artística i política, mitjançant la indispensable aportació que dónes a l’elaboració d’una cultura capaç de conciliar raó i sentiment, a una concepció de la vida sempre oberta al sentit del “misteri”, a l’edificació d’estructures econòmiques i polítiques més riques d’Humanitat”.
Bon dia…

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s