19 de junio de 2019

Mt 6,1-6.16-18: Tu Padre, que ve en lo escondido, te recompensará.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: -Cuidad de no practicar vuestra justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos; de lo contrario no tendréis recompensa de vuestro Padre celestial. Por tanto, cuando hagas limosna, no vayas tocando la trompeta por delante, como hacen los hipócritas en las sinagogas y por las calles, con el fin de ser honrados por los hombres; os aseguro que ya han recibido su paga. Tú. en cambio, cuando hagas limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha; así tu limosna quedará en secreto, y tu Padre, que ve en lo secreto, te lo pagará. Cuando recéis, no seáis como los hipócritas, a quienes les gusta rezar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas, para que los vea la gente. Os aseguro que ya han recibido su paga. Cuando tú vayas a rezar, entra en tu cuarto, cierra la puerta y reza a tu Padre, que está en lo escondido, y tu Padre, que ve en lo escondido, te lo pagará. Cuando ayunéis, no andéis cabizbajos, como los farsantes que desfiguran su cara para hacer ver a la gente que ayunan. Os aseguro que ya han recibido su paga. Tú, en cambio, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara, para que tu ayuno lo note, no la gente, sino tu Padre, que está en lo escondido; y tu Padre, que ve en lo escondido, te recompensará.

REFLEXIÓN

Una de las inclinaciones más grandes que tenemos las personas y los grupos, es el hacernos de ver, que nos tengan en cuenta, que nos valoren y ser protagonistas, como si lo que somos y hacemos fuera mérito nuestro. De una forma u otra, nuestra tendencia es ocupar el lugar de Dios, como pretendían Adán y Eva, cuando se dejaron engañar por el espíritu del mal. Cuando nos dejamos llevar de esos impulsos, nuestra vida se convierte en una mentira y queda totalmente vacía. Por eso Jesús nos dice que actuemos de la forma más discreta,  para que no nos vean los demás, sino sólo nuestro Padre, que es Aquel de quien lo recibimos todo.

 

NECESITAMOS…

Tanto las personas y como los grupos necesitamos que nos tengan en cuenta y nos aprecien, hacemos lo posible por ocupar un lugar en la vida, pero esa necesidad, a veces se convierte en una obsesión,  una locura. Y para conseguir nuestro lugar utilizamos la mentira, la corrupción y hasta la fuerza, poniéndonos por encima de los demás y ocupando su lugar. Da la impresión de que nos queremos hacer como Dios, o un poco más. A veces hacemos todo lo que podemos, no lo que debemos.

Buen día…

 

NECESSITEM…
Tant les persones i com els grups necessitem que ens tinguen en compte i ens aprecien, fem el possible per ocupar un lloc en la vida, però aqueixa necessitat, a vegades es converteix en una obsessió, una bogeria. I per a aconseguir el nostre lloc utilitzem la mentida, la corrupció i fins a la força, posant-nos per damunt dels altres i ocupant el seu lloc. Fa l’efecte que ens volem fer com Déu, o una mica més. A vegades fem tot el que podem, no el que devem.

Bon día…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s