LA IGLESIA NACE DE LA EUCARISTÍA Y LA EUCARISTÍA NACE DE LA IGLESIA
– ¿Cómo nace la Iglesia? La Iglesia nace de la Eucaristía, porque en ella se hace presente Jesús que entrega su vida para salvar a la humanidad y hacer nacer a la Iglesia.
– ¿Cómo se hace posible la Eucaristía?, A su vez, la Iglesia hace la eucaristía, “Ecclesia facit eucharistiam” (La Iglesia hace la Eucaristía): porque si la Palabra no es proclamada (cf. Rom 10,14-15), si no existe la fe de una comunidad que crea de verdad en Jesús y en sus palabras, si no hay quien celebre el memorial de la Pascua del Señor en el sacramento, en la obediencia al mandamiento del Señor, no hay entonces una eucaristía “realizada” en el tiempo y en el espacio. Por eso, la eucaristía exige, para su realización, el servicio ministerial de la Iglesia. El carácter ministerial “reúne al pueblo, proclama la Palabra, y parte y comparte el pan”.
– ¿Qué es la Eucaristía? Un acto en el que se hace presente: 1) la persona, 2) la vida 3) el mensaje 4) La muerte y la resurrección de Jesús. EUCARISTÍA-MEMORIAL, no es sólo hacer memoria, sino hacer presente.
– ¿Cuál es el origen de la Iglesia?: La persona, la vida, el mensaje, la muerte y la resurrección de Jesús.
– ¿Qué es la Iglesia? 1) El cuerpo de Jesús 2) La comunidad de Jesús 3) La continuadora de la Misión de Jesús 4) La que ha ce presente a Jesús 5) La que ofrece a Jesús a la humanidad.
– ¿Cómo tiene que ser la Iglesia? Está claro que, si la Iglesia nace de Jesús, ha de ser como Jesús, con su forma de ser, de pensar, de vivir, de actuar.
– ¿Qué tiene que hacer la Iglesia? Lo que hizo Jesús: Ser pobre, ponerse al servicio de todos, especialmente al servicio de los más pobres, entregar sus vida por todos, hacerse alimento para todos.
– ¿Qué hizo (hace) Jesús en la Eucaristía y en su muerte y resurrección? Convierte el grupo en una comunidad, entrega su vida a la comunidad, la hace su cuerpo y su sangre, pone en sus manos su misión, la envía a construir el mundo que él quiere: El Reino de Dios.
– ¿Puede haber Iglesia sin la persona, vida, mensaje, muerte y resurrección de Jesús? Todo eso es lo que se hace presente en la celebración de la Eucaristía. Por eso decimos: LA IGLESIA NACE DE LA EUCARISTÍA. La eucaristía hace nacer, engendra y da a luz a la Iglesia.
– ¿Qué hace Jesús cuando celebramos la Eucaristía? Da su vida, nos entrega su cuerpo y su sangre.
– ¿En qué se parece la celebración de la Eucaristía con la mesa y la comida familiar? Comparamos la celebración de la Eucaristía, con la MESA FAMILIAR
– ¿Qué hay en la mesa familiar? En la mesa familiar está la familia, está también el trabajo del padre y de la madre, están los alimentos que se comparten para mantener la vida, y para hacerla crecer.
– ¿Qué representa la mesa y la comida familiar? La mesa familiar representa el proyecto de la familia: Lo que es, lo que quiere ser.
– ¿Qué hay en LA MESA FAMILIAR además de lo que se ve? LA MESA FAMILIAR representa no sólo lo que se come, sino todo lo que hace falta para vivir: Los alimentos, la ropa, la casa con todas las cosas necesarias, el apoyo mutuo, la comunicación, el cariño, el sacrificio, el tiempo, la sabiduría y muchas cosas más.
– ¿Qué dan los padres en la MESA FAMILIAR? Los padres, en la mesa familiar, no dan sólo alimentos, dan muchas cosas más: Se dan ellos, dan su vida. Podemos decir que el verdadero alimento es la vida y el amor de los padres.
– ¿CÓMO NOS AYUDA A COMPRENDER LA EUCARISTÍA LA MESA FAMILIAR, con todo lo que es y significa, lo que es la Eucaristía y lo que somos nosotros? La MESA FAMILIAR ES UN INTERCAMBIO DE VIDA, DE AMOR Y DE TODO.
– ¿QUÉ DA JESÚS? Jesús, no da, se da, se entrega, en cuerpo y alma a todos y a cada uno de nosotros.
– ¿Qué DESEA JESÚS? El deseo de Jesús es que nosotros hagamos lo mismo que hace él la Eucaristía: que nos demos que nos convirtamos en un buen pan para todos.
– ¿LA EUCARISTÍA ES UNA MESA FAMILIAR? Jesús lo entrega todo: Entrega su persona y su vida. Da su amor a todo el que cree en él. Hace una alianza de amor con cada uno y con toda la humanidad.
– ¿Qué hace La Eucaristía hace de la comunidad cristiana? Una familia que comparte sus bienes, su vida y su acción, sus alegrías, sus esperanzas, sus sueños.
– ¿Qué ocurre cuando una comunidad no se transforma en Jesús, ni hace lo que hace Jesús? Que no conoce la Eucaristía, no celebra la Eucaristía, sino un rito. Cree en la presencia de Jesús pero sólo en teoría.

 

 

23 de junio de 2019

Lc 9,11b-17: Comieron todos y se saciaron.

En aquel tiempo, Jesús se puso a hablar a la gente del Reino de Dios, y curó a los que lo necesitaban. Caía la tarde y los Doce se le acercaron a decirle: –Despide a la gente que vayan a las aldeas y cortijos de alrededor a buscar alojamiento y comida; porque aquí estamos en descampado. El les contestó: –Dadles vosotros de comer. Ellos replicaron: –No tenemos más que cinco panes y dos peces; a no ser que vayamos a comprar de comer para todo este gentío. (Porque eran unos cinco mil hombres.) Jesús dijo a sus discípulos: –Decidles que se echen en grupos de unos cincuenta. Lo hicieron así, y todos se echaron. El, tomando los cinco panes y los dos peces, alzó la mirada al cielo, pronunció la bendición sobre ellos, los partió y se los dio a los discípulos para que se los sirvieran a la gente. Comieron todos y se saciaron, y recogieron las sobras: doce cestos.

REFLEXIÓN

La forma de pensar y de vivir que tenemos  en nuestro mundo es: “Que cada se apañe como pueda”, cuando la vida nos demuestra continuamente que necesitamos unos de otros. Somos limitados y sólo podemos vivir si nos apoyamos en todas nuestra necesidades… Los amigos de Jesús le dijeron que despidiera a la gente para que cada uno “se buscara la vida”, pero él respondió que se hicieran cargo de las necesidades de aquellas personas y que compartieran con ellas lo poco que tenían. Y siguiendo las indicaciones de Jesús, ofrecieron los cinco panes y los dos peces, y se hizo posible el gran banquete que Dios quiere para todos… Hoy es el día de Caritas a nivel estatal. Esta obra de la Iglesia, más que solucionar todos los problemas, lo que pretende es ayudarnos a ver que la vida humana, no es individualismo y desentenderse de los demás, sino solidaridad y compartir, no sólo los bienes que tenemos sino sobre todo nuestra vida y nuestro amor.

 

EL MIEDO

Nos cuesta mucho compartir nuestra vida y nuestros bienes…No nos damos cuenta de que si vivimos es porque muchas personas nos ofrecen continuamente su apoyo y sus servicios… Y además de todo eso tenemos miedo a quedarnos sin nada, a que nos falte para vivir, a que nos engañen o nos tomen por tontos. Esto nos hace esclavos de lo que tenemos y nos impide vivir como personas… Está claro que hemos de ser prudentes, pero muchas veces confundimos la prudencia con el egoísmo y la tacañería, nos cuesta experimentar la satisfacción de la solidaridad…

Buen día…

 

LA POR
Ens costa molt compartir la nostra vida i els nostres béns…No ens adonem que si vivim és perquè moltes persones ens ofereixen contínuament el seu suport i els seus serveis… I a més de tot això tenim por a quedar-nos sense res, al fet que ens falte per a viure, al fet que ens enganyen o ens prenguen per ximples. Això ens fa esclaus del que tenim i ens impedeix viure com a persones… És clar que hem de ser prudents, però moltes vegades confonem la prudència amb l’egoisme i la tacanyeria, ens costa experimentar la satisfacció de la solidaritat…
Bon dia…

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s