5 de julio de 2019
Mt 9,9-13: No tienen necesidad de médico los sanos; misericordia quiero y no sacrificios.
En aquel tiempo, vio Jesús a un hombre llamado Mateo sentado al mostrador de los impuestos, y le dijo: -Sígueme. El se levantó y lo siguió. Y estando en la mesa en casa de Mateo, muchos publicanos y pecadores, que habían acudido, se sentaron con Jesús y sus discípulos. Los fariseos, al verlo, preguntaron a los discípulos: -¿Cómo es que vuestro maestro come con publicanos y pecadores? Jesús lo oyó y dijo: -No tienen necesidad de médico los sanos, sino los enfermos. Andad, aprended lo que significa «misericordia quiero y no sacrificios»: que no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores.
REFLEXION
Los fariseos eran personas muy religiosas, que practicaban todas las normas de la religión al pie de la letra, pero se creían mejores que nadie, despreciaban a los demás y hasta los condenaban. Para ellos creer en Dios no era amarle y amar a todos, sino hacer ritos y oraciones. No habían entendido quién era y cómo era Dios que ama a todos y quiere salvar a todos, sean quienes sean y piensen lo que piensen. Por eso critican a Jesús cuando se junta con Mateo y come con él. Y Jesús les deja muy claro, con sus palabras y con su forma de actuar lo que Dios quiere, la misión que él tiene en este mundo y cuál es la verdadera religión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s