6 de julio de 2019
Mt 9,14-17: ¿Es que pueden guardar luto, mientras el novio está con ellos?
En aquel tiempo, los discípulos de Juan se le acercaron a Jesús, preguntándole: -¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos a menudo y, en cambio, tus discípulos no ayunan? Jesús les dijo: -¿Es que pueden guardar luto los amigos del novio, mientras el novio está con ellos?
Llegará un día en que se lleven al novio y entonces ayunarán. Nadie echa un remiendo de paño sin remojar a un manto pasado; porque la pieza tira del manto y deja un roto peor. Tampoco se echa vino nuevo en odres viejos; porque revientan los odres: se derrama el vino y los odres se estropean; el vino nuevo se echa en odres nuevos, y así las dos cosas se conservan.
REFLEXIÓN
Jesús no ha venido a pedirnos que ayunemos, o que hagamos esta o aquella práctica religiosa, sino a hacer que encaucemos y comprometamos nuestra vida por la fe y el amor. No nos exige que seamos sus devotos o simpatizantes, sino amigos capaces de entregarle nuestra vida. No apareció en este mundo como el Dios al que tenemos que ofrecer sacrificios y actos religiosos, sino como el que viene a casarse con la humanidad, y a establecer con todos y con cada uno de nosotros, las mismas relaciones de unión y de amor que tiene una pareja de enamorados. Nuestras parroquias han ser totalmente nuevas para podernos encontrar con Jesús.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s