20 de julio de 2019

Mt 12,14-21: Les mandó que no lo descubrieran. Así se cumplió lo que dijo el profeta.

En aquel tiempo, los fariseos, al salir, planearon el modo de acabar con Jesús. Pero Jesús se enteró, se marchó de allí y muchos le siguieron. El los curó a todos, mandándoles que no lo descubrieran. Así se cumplió lo que dijo el profeta Isaías: «Mirad a mi siervo, mi elegido, mi amado, mi predilecto. Sobre él he puesto mi espíritu para que anuncie el derecho a las naciones. No porfiará, no gritará, no voceará por las calles. La caña cascada no la quebrará,
el pabilo vacilante no lo apagará, hasta implantar el derecho; en su nombre esperarán las naciones».

REFLEXIÓN

Jesús hace el bien a todos, pero evita la publicidad. Es consecuente con lo que dijo: Que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha. Su forma de vivir, de pensar y de actuar choca con la de los representantes de la religión, pro él acepta esta realidad, evita enfrentamiento directos, hasta que llegue la hora de entregar su vida. Compromete toda su vida en anunciar la verdadera justicia que va unida siempre al amor, valorando  las realidades más pequeñas y débiles, sin ruido ni acciones espectaculares, casi pasando desapercibido. Contrasta un poco el estilo de Jesús con la forma de actuar que tenemos, actualmente, los cristianos y la Iglesia.

 

LO POSITIVO

Las cosas positivas de la humanidad es la realidad más importante y la que mantiene la vida de los seres humanos en nuestro planeta, pero suele pasar desapercibida… Resalta mucho más lo negativo: La violencia, la injusticia, la corrupción… A todo esto se le da mucha más publicidad. Y, a veces, llegamos a creer que sólo existe el mal. Nos recreamos mucho más en lo negativo que en lo positivo. No es sana esta forma de situarse ante la vida, nos quita energías…

Buan día…

 

EL POSITIU
Les coses positives de la humanitat és la realitat més important i la que manté la vida dels éssers humans en el nostre planeta, però sol passar desapercebuda… Ressalta molt més el negatiu: La violència, la injustícia, la corrupció… A tot això se li dóna molta més publicitat. I, a vegades, arribem a creure que només existeix el mal. Ens recreem molt més en el negatiu que en el positiu. No és sana aquesta forma de situar-se davant la vida, ens lleva energies…
Bon dia

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s