Viernes, 18 de octubre de 2019: Hoy la Iglesia celebra la Fiesta de San Lucas Evangelista.

Lc 10,1-9: La mies es abundante y los obreros pocos.

En aquel tiempo, designó el Señor otros setenta y dos y los mandó por delante, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares adonde pensaba ir él. Y les decía: -La mies es abundante y los obreros pocos; rogad, pues, al dueño de la mies que mande obreros a su mies. ¡Poneos en camino! Mirad que os mando como corderos en medio de lobos. No llevéis talega, ni alforja, ni sandalias; y no os detengáis a saludar a nadie por el camino. Cuando entréis en una casa, decid primero: «Paz a esta casa». Y, si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz; si no, volverá a vosotros. Quedaos en la misma casa, comed y bebed de lo que tengan, porque el obrero merece su salario. No andéis cambiando de casa. Si entráis en un pueblo y os reciben bien, comed lo que os pongan, curad a los enfermos que haya, y decid: «Está cerca de vosotros el reino de Dios».

REFLEXIÓN

Ya sabemos que en tiempos de Jesús se pensaba que sólo existía 72 naciones. El número de 72 discípulos responde a la voluntad de Jesús de ofrecer el Evangelio a todas las naciones. Esta era la gran inquietud de Jesús: Dar la Palabra a toda la humanidad, llevar la cercanía y la gran notica del amor de Dios a toda la a todos los pueblos. Envía a sus discípulos sin poder, sin dinero, sin fama, sin ningún apoyo humano. Y, con el encargo, de curar y aliviar toda enfermedad y todo sufrimiento. Y de esta forma hacer presente el Reino de Dios.

 

NO RESPONDER

Cuando alguien nos ataca con violencia, hemos de procurar esquivar los golpes. Si le respondemos con violencia, nos ponemos a su altura y puede acabar la cosa muy mal. La violencia engendra violencia. El problema de Cataluña, no se soluciona con violencia. Así agravaríamos mucho más la situación. No hemos de responder con las mismas armas, sino salvar la paz a costa de todo..

 

NO RESPONDRE
Quan algú ens ataca amb violència, hem de procurar esquivar els colps. Si li responem amb violència, ens posem a la seua altura i pot acabar la cosa molt malament. La violència engendra violència. El problema de Catalunya, no se soluciona amb violència. Així agreujaríem molt més la situació. No hem de respondre amb les mateixes armes, sinó salvar la pau a costa de tot..

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s