Martes, 5 de noviembre de 2019

Lc 14,15-24: Sal por los caminos y senderos e insísteles hasta que entren y se me llene la casa.

En aquel tiempo, uno de los comensales dijo a Jesús: -«¡Dichoso el que coma en el banquete del reino de Dios!» Jesús le contestó: -«Un hombre daba un gran banquete y convidó a mucha gente; a la hora del banquete mandó un criado a avisar a los convidados: “Venid, que ya está preparado.” Pero ellos se excusaron uno tras otro. El primero le dijo: “He comprado un campo y tengo que ir a verlo. Dispénsame, por favor. ” Otro dijo: “He comprado cinco yuntas de bueyes y voy a probarlas. Dispénsame, por favor.” Otro dijo: “Me acabo de casar y, naturalmente, no puedo ir.” El criado volvió a contárselo al amo. Entonces el dueño de casa, indignado, le dijo al criado: “Sal corriendo a las plazas y calles de la ciudad y tráete a los pobres, a los lisiados, a los ciegos y a los cojos.” El criado dijo: “Señor, se ha hecho lo que mandaste, y todavía queda sitio.” Entonces el amo le dijo: “Sal por los caminos y senderos e insísteles hasta que entren y se me llene la casa.” Y os digo que ninguno de aquellos convidados probará mi banquete.»

REFLEXIÓN

Nos habla Jesús, en este evangelio, del gran banquete del Reino de Dios. Él es precisamente quien ha creado y ofrecido este banquete a toda la humanidad. Los invitados son las personas más religiosas de Israel, pero no le dieron importancia al banquete que Dios les ofrecía a través de la persona de Jesús. Pensaban que con sus prácticas religiosas y sus costumbres tenía bastante. Fueron los pobres, y los últimos de este mundo, los que parecía que no tenían nada que ver con Dios, los que respondieron con prontitud a la llamada que Dios les hizo. Este evangelio nos invita a preguntarnos quiénes son los que de verdad participan en el Reino de Dios en este mundo, ¿Son los que cumplen al pie de la letra todas las normas  preceptos de la religión? Por lo que vemos en este evangelio, lo que hace que recibamos todo lo que Dios nos quiere dar, es que estemos abiertos y disponibles para escuchar su llamada y recibir sus dones.

 

UNA PARTE

Un partido político es la representación de lo que piensa y lo que quiere una parte de la sociedad, pero sólo una parte; y se inutiliza cuando se cierra y se pone en contra de los otros partidos…El camino es la colaboración y el diálogo…

Buen día…

 

UNA PART
Un partit polític és la representació del que pensa i el que vol una part de la societat, però només una part; i s’inutilitza quan es tanca i es posa en contra dels altres partits…El camí és la col·laboració i el diàleg…
Bon dia…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s