Miércoles, 6 de noviembre del 2019: La Iglesia celebra hoy la memoria de los mártires del siglo XX en España

Lc 14,25-33: El que no renuncia a todos sus bienes no puede ser discípulo mío.

En aquel tiempo, mucha gente acompañaba a Jesús; él se volvió y les dijo: -Si alguno se viene conmigo y no pospone a su padre y a su madre, y a su mujer y a sus hijos, y a sus hermanos y a sus hermanas, e incluso a sí mismo, no puede ser discípulo mío. Quien no lleve su cruz detrás de mí, no puede ser discípulo mío. Así, ¿quién de vosotros, si quiere construir una torre, no se sienta primero a calcular los gastos, a ver si tiene para terminarla? No sea que, si echa los cimientos y no puede acabarla, se pongan a burlarse de él los que miran, diciendo: «Este hombre empezó a construir y no ha sido capaz de acabar.» ¿O qué rey, si va a dar la batalla a otro rey, no se sienta primero a deliberar si con diez mil hombres podrá salir al paso del que le ataca con veinte mil? Y si no, cuando el otro está todavía lejos, envía legados para pedir condiciones de paz. Lo mismo vosotros: el que no renuncia a todos sus bienes, no puede ser discípulo mío.

REFLEXIÓN

El amor y la unión que Jesús tenía con su Padre era total. Había renunciado a todas las cosas para entregarle su vida  y para llevar a cabo la misión que el Padre le encargaba. Era consciente de que el Padre y su proyecto se lo merecían todo. Así es como Jesús encontró su felicidad y la plenitud de su vida.  A partir de esta experiencia suya, nos propone a todos nosotros, no sólo ser buenas personas, sino comprometer toda nuestra vida en el amor a él y en construir el mundo que él quiere. Quedarnos a medias sería no comprender quién es él, ni lo que él quiere hacer en este mundo.

 

MEDIOCRIDAD

La mediocridad y la falta de compromiso es lo que da lugar a que, los que lo tienen claro y lo sacrifican todo por sus intereses, organicen el mundo, a todos los niveles, como ellos piensan y como a ellos les conviene, aunque encaminen a la humanidad a su destrucción…No sólo no hemos de hacer el mal, hemos de comprometer todas nuestras fuerzas en hacer otro mundo distinto, dejando a un lado los “remedios” que son peores que la enfermedad…

Buen día

 

MEDIOCRITAT
La mediocritat i la falta de compromís és el que dóna lloc al fet que, els que ho tenen clar i ho sacrifiquen tot pels seus interessos, organitzen el món, a tots els nivells, com ells pensen i com a ells els convé, encara que encaminen a la humanitat a la seua destrucció…No sols no hem de fer el malament, hem de comprometre totes les nostres forces a fer un altre món diferent, deixant a un costat els “remeis” que són pitjors que la malaltia…

Buen día…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s