Jueves, 7 de noviembre de 2019
Lc 15,1-10: Habrá alegría en el cielo por un pecador que se convierta.
En aquel tiempo, se acercaban a Jesús los publicanos y los pecadores a escucharle. Y los fariseos y los letrados murmuraban entre ellos: -Ese acoge a los pecadores y come con ellos.
Jesús les dijo esta parábola: -Sí uno de vosotros tiene cien ovejas y se le pierde una, ¿no deja las noventa y nueve en el campo y va tras la descarriada, hasta que la encuentra? Y cuando la encuentra, se la carga sobre los hombros, muy contento; y al llegar a casa, reúne a los amigos y a los vecinos para decirles: -¡Felicitadme!, he encontrado la oveja que se me había perdido.
Os digo que así también habrá más alegría en el cielo por un solo pecador que se convierta, que por noventa y nueve justos que no necesitan convertirse. Y si una mujer tiene diez monedas y se le pierde una, ¿no enciende una lámpara y barre la casa y busca con cuidado, hasta que la encuentra? Y cuando la encuentra, reúne a las amigas y vecinas para decirles:
-¡Felicitadme!, he encontrado la moneda que se me había perdido. Os digo que la misma alegría habrá entre los ángeles de Dios por un solo pecador que se convierta.
REFLEXIÓN
Jesús nos deja muy claro quién es Dios y cómo es Dios: El que respeta siempre nuestra libertad, nos busca cuando estamos perdidos, el que emplea todos los medios para ofrecernos la salvación, el que valora nuestra vida por encima de todo, que sólo piensa en nuestra felicidad, el que se alegra y hace fiesta cuando nos encuentra y ve que nuestra vida puede continuar a su lado. Sólo hace falta que nos dejemos encontrar por él, que no nos cerremos a a su presencia y a su amor que siempre nos acompaña. Lo que nos separa de Dios no son nuestros pecados, sino el prescindir de él, el cerrarnos a su misericordia y su perdón.
SALVADORES
Hace gracia cómo hablan nuestros políticos, la fuerza exagerada que le ponen a sus discursos, lo convencidos de que tienen toda la verdad, y cómo se presentan como los salvadores de la humanidad, como si a política comenzara y acabara en cada uno de ellos, y anteriormente no se hubiera hecho nada, y como si los problemas de la sociedad se resolvieran de forma sencilla y a la fuerza. Parece que no andan muy sobrados de humildad y de sentido común…
Buen día…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s