Viernes, 8 de noviembre de 2019

Lc 16,1-8: Los hijos de este mundo son más astutos con su gente que con los hijos de la luz.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: Un hombre rico tenía un administrador y le llegó la denuncia de que derrochaba sus bienes. Entonces lo llamó y le dijo: -¿Qué es eso que me cuentan de ti? Entrégame el balance de tu gestión, porque quedas despedido. El administrador se puso a echar sus cálculos: -¿Qué voy a hacer ahora que mi amo me quita el empleo? Para cavar no tengo fuerzas; mendigar, me da vergüenza. Ya sé lo que voy a hacer para que cuando me echen de la administración, encuentre quien me reciba en su casa. Fue llamando uno a uno a los deudores de su amo, y dijo al primero: -¿Cuánto debes a mi amo? Este respondió: -Cien barriles de aceite. Él le dijo: -Aquí está tu recibo: aprisa, siéntate y escribe «cincuenta».
Luego dijo a otro: -Y tú, ¿cuánto debes? El contestó: -Cien fanegas de trigo. Le dijo: -Aquí está tu recibo: Escribe «ochenta». Y el amo felicitó al administrador injusto, por la astucia con que había procedido. Ciertamente, los hijos de este mundo son más astutos con su gente que los hijos de la luz.

REFLEXIÓN

Lo que Jesús nos quiere decir al contarnos esta historia, y a partir de su experiencia, es que tenemos que invertir nuestros bienes y nuestra inteligencia para construir el mundo que él quiere. Si las personas que negocian en el mundo son tan astutas y consiguen salir adelante, por muy grandes que sean los problemas, nosotros que trabajamos en el proyecto más importante de la historia, hemos de poner todo lo que está a nuestro alcance para construir el Reino de Dios en este mundo, ese Reino que es justicia, amor y paz para todos. No se trata de quejarnos y criticar lo malos que son los que tienen el poder en este mundo, sino de aprender de ellos para emplear todo lo que está en nuestras manos, en  llevar a cabo la misión que Dios nos encarga.

 

LOS NERVIOS

En muchas ocasiones, se confunden los nervios, los gritos, los gestos exagerados y las actitudes apasionadas con la seguridad y hasta con la verdad, cuando son precisamente todo lo contrario, lo que manifiestas es una inseguridad y falta de control que se ve a la legua. La persona segura y con ideas claras, se expresa con una gran serenidad y respeto a los que le escuchan que favorece la apertura y la comunicación entre todos…

Buen día…

 

 

ELS NERVIS
En moltes ocasions, es confonen els nervis, els crits, els gestos exagerats i les actituds apassionades amb la seguretat i fins amb la veritat, quan són precisament tot el contrari, el que  manifesten és una inseguretat i falta de control que es veu d’una hora lluny. La persona segura i amb idees clares, s’expressa amb una gran serenitat i respecte als quals li senten que afavoreix l’obertura i la comunicació entre tots…
Bon dia…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s