Domingo, 17 de noviembre de 2019

Lc 21,5-19: Con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas.

En aquel tiempo, algunos ponderaban la belleza del templo, por la calidad de la piedra y los exvotos. Jesús les dijo: -Esto que contempláis, llegará un día en que no quedará piedra sobre piedra: todo será destruido. Ellos le preguntaron: -Maestro, ¿cuándo va a ser eso?, ¿y cuál será la señal de que todo eso está para suceder? El contestó: -Cuidado con que nadie os engañe. Porque muchos vendrán usando mi nombre diciendo: «Yo soy» o bien «el momento está cerca»; no vayáis tras ellos. Cuando oigáis noticias de guerras y de revoluciones, no tengáis pánico. Porque eso tiene que ocurrir primero, pero el final no vendrá en seguida. Luego les dijo: -Se alzará pueblo contra pueblo y reino contra reino, habrá grandes terremotos, y en diversos países epidemias y hambre. Habrá también espantos y grandes signos en el cielo. Pero antes de todo eso os echarán mano, os perseguirán, entregándoos a los tribunales y a la cárcel, y os harán comparecer ante reyes y gobernadores por causa de mi nombre: así tendréis ocasión de dar testimonio. Haced propósito de no preparar vuestra defensa: porque yo os daré palabras y sabiduría a las que no podrá hacer frente ni contradecir ningún adversario vuestro. Y hasta vuestros padres, y parientes, y hermanos, y amigos os traicionarán, y matarán a algunos de vosotros, y todos os odiarán por causa de mi nombre. Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá: con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas.

REFLEXIÓN

Nos dice Jesús que , lo importante no es mantener el templo, sino mantener  la fe. Y que en la vida ocurren muchas cosas desagradables, pero todo lo que nos viene en contra hemos de vivirlo con una confianza muy grande en Aquel nos ha dado la vida, que nunca se olvida de nosotros y nos asiste en todos los momentos de nuestro paso por el mundo. Nos dice también que no nos dejemos engañar. Hay muchas cosas nuevas y personas que nos pueden hacer creer que nos van a dar la salvación, pero todas esas promesas son mentira. Sólo nos salva Dios, cuando creemos de verdad en él…

 

RETOS

Cada problema o circunstancia desagradable de la vida, es un reto que nos llama a desarrollar nuestra voluntad, a sacar todas las posibilidades que tiene nuestra persona y a madurar en todos los sentidos. Cuando nos amargamos ante las dificultades y nos damos por vencidos, nosotros mismos nos cavamos la tumba para que nos entierren…

Buen día…

 

REPTES
Cada problema o circumstància desagradable de la vida, és un repte que ens crida a desenvolupar la nostra voluntat, a traure totes les possibilitats que té la nostra persona i a madurar en tots els sentits. Quan ens amarguem davant les dificultats i ens donem per vençuts, nosaltres mateixos ens cavem la tomba perquè ens enterren…
Bon dia…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s