Domingo, 22 de diciembre de 2019

Mt 1,18-24: Jesús nacerá de María, desposada con José, hijo de David.

El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera: María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era justo y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo: – «José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados.» Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que había dicho el Señor por el Profeta: «Mirad: la Virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrá por nombre Emmanuel, que significa “Dios-con-nosotros”.» Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor y se llevó a casa a su mujer.

REFLEXIÓN

Desde el principio, María y José, a pesar de ser personas tan creyentes y tan unidas a Dios, tuvieron serio problemas para vivir su matrimonio. Pudieron seguir viviendo juntos porque Dios intervino y porque ellos escucharon y se dejaron llevar por lo que les decía. Ni María renunció a su forma de ser ni a su compromiso con Dios, ni José dejó de ser quien era, pero eso no les impidió vivir juntos y unidos y poner sus vidas al servicio de lo que Dios quería realizar en este mundo. La clave está en escuchar a Dios y dejarse llevar por su Palabra.

 

LA  REALIDAD

Nos cuesta mucho encontrarnos con la realidad, y, a veces hasta nos da miedo, porque nos impide quedar encerrados en nosotros mismos y en nuestra comodidad. Como si encontrarnos con la realidad nos quitara la libertad o el ser nosotros mismos. Y es todo lo contrario. Sólo cuando vemos lo que la vida nos pide y respondemos a esa llamada, somos libres y sale de nosotros lo que de verdad somos…

Buen día…

 

LA REALITAT
Ens costa molt trobar-nos amb la realitat, i, a vegades fins ens fa por, perquè ens impedeix quedar tancats en nosaltres mateixos i en la nostra comoditat. Com si trobar-nos amb la realitat ens llevara la llibertat o el ser nosaltres mateixos. I és tot el contrari. Només quan veiem el que la vida ens demana i responem a aqueixa trucada, som lliures i ix de nosaltres el que de debò som…
Bon dia…

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s