SÁBADO, 1 DE FEBRERO DE 2020

Mc 4,35-41: ¿Quién es éste? ¡Hasta el viento y las aguas le obedecen!

Un día, al atardecer, dijo Jesús a sus discípulos: -«Vamos a la otra orilla.» Dejando a la gente, se lo llevaron en barca, como estaba; otras barcas lo acompañaban. Se levantó un fuerte huracán, y las olas rompían contra la barca hasta casi llenarla de agua. Él estaba a popa, dormido sobre un almohadón. Lo despertaron, diciéndole: -«Maestro, ¿no te importa que nos hundamos?»
Se puso en pie, increpó al viento y dijo al lago: -«¡Silencio, cállate!» El viento cesó y vino una gran calma. Él les dijo: -«¿Por qué sois tan cobardes? ¿Aún no tenéis fe?» Se quedaron espantados y se decían unos a otros: -« ¿Pero quién es éste? ¡ Hasta el viento y las aguas le obedecen!»

REFLEXIÓN

El mar amenazaba tragarse la barca en la que iban los discípulos y Jesús. Pero había otra amenaza más grande todavía: El miedo de los discípulos, su falta de fe. Jesús calma la furia del mar, aparece como el Señor que abrió el Mar Rojo para que pasaran a pie enjuto los israelitas, y no fueran atrapados por la furia de Faraón. Pero sobre todo trata de hacer frente a la cobardía y a falta de fe de los discípulos. Esta era la verdadera tempestad, el no tener su vida apoyada en la fuerza y en el amor de Dios. Ante la fe de Jesús en el Padre, se quedaron espantados, mucho más que ante la tempestad. Necesitaban creer de verdad en la persona de Jesús, para librarse de todas las tempestades…

 

ACEPTAR

La solución de los problemas comienza por aceptarlos como son y en situarse ante ellos con total confianza de que podemos hacerles frente. Los problemas son oportunidades que nos pueden ayudar a avanzar y crecer como personas. Cuando huimos de los problemas los hacemos mil veces más grandes, nos quedamos desarmados ante ellos y nos destruyen, aunque de momento encontremos un poco de alivio y creamos que los hemos superado…

Buen día…

 

ACCEPTAR
La solució dels problemes comença per acceptar-los com són i a situar-se davant ells amb total confiança que podem fer-los front. Els problemes són oportunitats que ens poden ajudar a avançar i créixer com a persones. Quan fugim dels problemes els fem mil vegades més grans, ens quedem desarmats davant ells i ens destrueixen, encara que de moment trobem una mica d’alleujament i creguem que els hem superats…
Bon dia…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s