Archivo de la categoría: Sin categoría

Domingo 2º de Tiempo Ordinario

Is 49,3.5-6: Te hago luz de las naciones para que seas mi salvación.

El Señor me dijo: «Tú eres mi siervo, de quien estoy orgulloso.» Y ahora habla el Señor,
que desde el vientre me formó siervo suyo, para que le trajese a Jacob, para que le reuniese a Israel -tanto me honró el Señor, y mi Dios fue mi fuerza-:
«Es poco que seas mi siervo y restablezcas las tribus de Jacob y conviertas a los supervivientes de Israel; te hago luz de las naciones, para que mi salvación alcance
hasta el confín de la tierra.»

Sal 39,2.4ab.7-8a.8b-9.10: Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.

Yo esperaba con ansia al Señor;
él se inclinó y escuchó mi grito;
me puso en la boca un cántico nuevo,
un himno a nuestro Dios.

Tú no quieres sacrificios ni ofrendas,
y, en cambio, me abriste el oído;
no pides sacrificio expiatorio,
entonces yo digo: «Aquí estoy.»

Como está escrito en mi libro:
«Para hacer tu voluntad.»
Dios mío, lo quiero,
y llevo tu ley en las entrañas.

He proclamado tu salvación
ante la gran asamblea;
no he cerrado los labios:
Señor, tú lo sabes.

1Co 1,1-3: La gracia y la paz de parte de Dios, nuestro Padre, y del Señor Jesús sean con vosotros.

Yo, Pablo, llamado a ser apóstol de Cristo Jesús por designio de Dios, y Sóstenes, nuestro hermano, escribimos a la Iglesia de Dios en Corinto, a los consagrados por Cristo Jesús, a los santos que él llamó y a todos los demás que en cualquier lugar invocan el nombre de Jesucristo, Señor de ellos y nuestro. La gracia y la paz de parte de Dios, nuestro Padre, y del Señor Je­sucristo sean con vosotros.

Jn 1,29-34: Este es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.

En aquel tiempo, al ver Juan a Jesús que venía hacia él, exclamó:
–«Éste es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. Éste es aquel de quien yo dije: “Tras de mí viene un hombre que está por delante de mí, porque existía antes que yo.” Yo no lo conocía, pero he salido a bautizar con agua, para que sea manifestado a Israel.» Y Juan dio testimonio diciendo: –«He contemplado al Espíritu que bajaba del cielo como una paloma, y se posó sobre él. Yo no lo conocía, pero el que me envió a bautizar con agua me dijo: “Aquél sobre quien veas bajar el Espíritu y posarse sobre él, ése es el que ha de bautizar con Espíritu Santo.” Y yo lo he visto, y he dado testimonio de que éste es el Hijo de Dios.»

 Homilía

No todas las personas podemos hacer todas las cosas, o porque no sabemos, o porque nos tenemos las cualidades, la preparación y la experiencia que se requiere, o porque no tenemos los medios que hacen falta para hacer esa acción que se tiene que hacer. Es muy importante ser humildes y reconocer que no podemos hacerlo todo, ni llegar a todo, ni abarcarlo todo.

Nos ha dicho el evangelio que Juan Bautista bautizaba a la gente, pero decía que tenía que venir otro que los bautizaría con el Espíritu Santo, que él solo bautizaba con agua, pero que no podía hacer más. Se refería a Jesús sobre el que Juan había visto bajar el Espíritu Santo, como si fuera una paloma.  La diferencia era grande. Juan era un gran hombre, se había preparado viviendo la mayor parte de su vida en el desierto, se sentía enviado por Dios a preparar al pueblo para recibir al Mesías, al Hijo de Dios, pero Juan no tenía el Espíritu de Dios, quien lo tenía era Jesús. Juan no podía transformar la vida de las personas y de los pueblos, y fue humilde para reconocerlo. El que podía hacerlo era Jesús porque tenía el Espíritu Santo, la vida de Dios, la fuerza de Dios.

Nos tiene que quedar muy claro que nosotros, por nuestras propias fuerzas, no podemos transformar nuestras vidas, ni la Iglesia, ni la sociedad en que vivimos; eso sólo puede hacerlo Dios con el Espíritu Santo. Nuestra vida no cambia porque leamos muchos libros, o porque viajemos mucho, o asistamos a muchos cursos o charlas, o hagamos otras muchas actividades. Nuestra vida cambia si viene a nosotros el Espíritu Santo. Nuestra familia, la Iglesia y la sociedad cambiarán si viene a ellas el Espíritu Santo. Y no pensemos que es difícil recibirlo. Dios está empeñado en entregárnoslo. Sólo tenemos que abrir nuestro corazón y nuestra vida para recibirlo.

Hay cosas que nos impiden recibirlo: El orgullo, el llenar nuestra vida con muchas cosas, el ir por la vida demasiado deprisa y no detenernos a pensar, el querer sacar adelante nuestros intereses por encima de todo, el creer que lo sabemos todo y lo podemos todo, el no contar con Dios, el confiar mucho o sólo en los medios que el mundo nos ofrece…..

Y hay otras cosas que nos ayudan a recibirlo: El ser humildes y reconocer que nosotros no podemos, saber escuchar y estar abiertos a lo que Dios nos va diciendo a través de la vida y sobre todo a través de los pobres y los que sufren, el dedicar espacios de tiempo a encontrarnos con Dios, el leer con calma la Palabra y dejar que penetre en nosotros y nos cambie, el no pegarnos a nada ni a nuestras ideas, y mantenernos libres para recibir lo que Dios nos quiere dar (su Espíritu), la participación con mucha fe en la Eucaristía, el hacer nuestro trabajo de cada día con fe y con amor, sin precipitarnos ni agobiarnos, el analizar el mundo en que vivimos y distinguir lo que viene de Dios y lo que son sólo intereses… Hemos de tener un deseo muy grande de recibir el Espíritu del Señor y poner de nuestra parte todo lo que podamos…

  • Concretamente ¿qué cosas me están impidiendo recibir el Espíritu Santo?
  • ¿Qué voy a hacer de ahora en adelante para recibirlo?
  • ¿Qué personas y qué cosas me pueden ayudar a recibirlo?

 

Lunes 20 de enero de 2020. Hoy celebra la Iglesia la fiesta de San Fabián, papa y mártir.

Mc 2,18-22: El novio está con ellos.

En aquel tiempo, los discípulos de Juan y los fariseos estaban de ayuno. Vinieron unos y le preguntaron a Jesús: -«Los discípulos de Juan y los discípulos de los fariseos ayunan. ¿Por qué los tuyos no?» Jesús les contestó: -«¿Es que pueden ayunar los amigos del novio, mientras el novio está con ellos? Mientras tienen al novio con ellos, no pueden ayunar. Llegará un día en que se lleven al novio; aquel día sí que ayunarán. Nadie le echa un remiendo de paño sin remojar a un manto pasado; porque la pieza tira del manto, lo nuevo de lo viejo, y deja un roto peor. Nadie echa vino nuevo en odres viejos; porque revienta los odres, y se pierden el vino y los odres; a vino nuevo, odres nuevos.»

REFLEXIÓN

Para Jesús lo importante no es ayunar, o no ayunar, sino encontrarse con él y creer en él. A algunas personas les puede ayudar el ayuno, para ese encuentro. A la persona que le sirva, que lo haga. Pero no hay que obligar a nadie. Lo más importante es ser conscientes de que Jesús está siempre a nuestro lado, estar en comunicación con él y entregarle a él nuestra vida. Jesús no vino a poner remiendos a nuestra vida, sino a hacerla totalmente nueva. Si nos quedamos sólo en ayunos y en prácticas religiosas, y no hacemos crecer nuestra fe y entrega a Jesús y a los demás, estamos sólo poniendo remiendos a nuestra vida y nunca la renovaremos…

 

LA UNIÓN

En la vida de las familias,  de los grupos y de toda la sociedad, es muy importante estar unidos. La unidad es la vida. La división y los enfrentamientos son la muerte. La unidad no es matar las diferencias, sino al contrario, las desarrolla y las pone al servicio de todos. No hemos de confundir unidad con uniformidad…

Buen día…

 

LA UNIÓ
En la vida de les famílies, dels grups i de tota la societat, és molt important estar units. La unitat és la vida. La divisió i els enfrontaments són la mort. La unitat no és matar les diferències, sinó al contrari, les desenvolupa i les posa al servei de tots. No hem de confondre unitat amb uniformitat…
Bon dia…

Domingo, 19 de enero de 2020

Jn 1,29-34: Este es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.

En aquel tiempo, al ver Juan a Jesús que venía hacia él, exclamó: –«Éste es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. Éste es aquel de quien yo dije: “Tras de mí viene un hombre que está por delante de mí, porque existía antes que yo.” Yo no lo conocía, pero he salido a bautizar con agua, para que sea manifestado a Israel.» Y Juan dio testimonio diciendo: –«He contemplado al Espíritu que bajaba del cielo como una paloma, y se posó sobre él. Yo no lo conocía, pero el que me envió a bautizar con agua me dijo: “Aquél sobre quien veas bajar el Espíritu y posarse sobre él, ése es el que ha de bautizar con Espíritu Santo.” Y yo lo he visto, y he dado testimonio de que éste es el Hijo de Dios.»

REFLEXIÓN

La misión de un cordero es desarrollarse para convertirse en alimento de los demás. No viene a este mundo a sacar nada de nosotros, sino a dar su vida por el bien de todos. Cordero es  nombre que se le pone a Jesús, y esta era la misión que iba a cumplir en este mundo: Dar su vida por el bien de la humanidad y hasta convertirse en alimento para todos. No vino a este mundo para conseguir poder, ni riquezas ni fama, sino para entregarlo todo por nosotros y ponerse al servicio de todos. Y es así como liberó a la humanidad y como trazó el camino que todos y cada uno debemos seguir. Esto es lo que debemos hacer los que creemos en él y lo que debe hacer la Iglesia que él puso en marcha.

 

LA ALEGRÍA

La sonrisa, el buen trato, el mirar a los demás con serenidad y sin prejuicios…  todo eso crea un buen ambiente, favorece la convivencia, y hace que las personas vivan la vida con satisfacción y encuentren valor a su caminar por este mundo…

Buen día…

 

L’ALEGRIA
El somriure, el bon tracte, el mirar als altres amb serenitat i sense prejudicis… tot això crea un bon ambient, afavoreix la convivència, i fa que les persones visquen la vida amb satisfacció i troben valor al seu caminar per aquest món…
Bon dia…

 

Sábado, 18 de enero de 2020

Mc 2,13-17: No he venido a llamar justos, sino a los pecadores.

En aquel tiempo, Jesús salió de nuevo a la orilla del lago; la gente acudía a él, y les enseñaba. Al pasar, vio a Leví, el de Alfeo, sentado al mostrador de los impuestos, y le dijo: -«Sígueme.»
Se levantó y lo siguió. Estando Jesús a la mesa en su casa, de entre los muchos que lo seguían, un grupo de publicanos y pecadores, se sentaron con Jesús y sus discípulos. Algunos escribas fariseos, al ver que comía con publicanos y pecadores, les dijeron a los discípulos: -«¡De modo que come con publicanos y pecadores!» Jesús lo oyó y les dijo: -«No necesitan médico los sanos, sino los enfermos. No he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores.»

REFELXIÓN

Está claro que se ha de ofrecer la mayor atención a aquellos que tienen más necesidad de apoyo y de ayuda para aclarar sus ideas cuando van perdidos por la vida. El que una persona busque encontrarse con quienes tienen  mala fama, o  mala vida, no quiere decir que esté de acuerdo con lo que piensan y lo que hacen. Puede encontrarse con esta gente, para ayudarles a descubrir otra forma de pensar y de vivir.  Esto es precisamente lo que hacía Jesús en todo los pasos que dio en su vida y esto es lo que tenemos que hacer todos los que creemos en él. Esto es lo que tiene que hacer la Iglesia y cada comunidad cristiana.

 

HACER MUCHAS COSAS

El exceso de actividad y de trabajo no siempre es la manifestación del compromiso y del amor a nuestros semejantes. Puede ser evasión, refugio, o una costumbre que, a veces se convierte en necesidad. En cualquier cosa que hagamos hemos de mirar por qué y para qué la hacemos, y poner en esa acción lo mejor de nosotros mismos…

Buen día…

 

FER MOLTES COSES
L’excés d’activitat i de treball no sempre és la manifestació del compromís i de l’amor als nostres semblants. Pot ser evasió, refugi, o un costum que, a vegades es converteix en necessitat. En qualsevol cosa que fem hem de mirar per què i per a què la fem, i posar en eixa acció el millor de nosaltres mateixos…
Bon dia

 

 

Viernes, 17 de enero de 2020: Hoy celebra la Iglesia la fiesta de San Antonio Abad

Mc 2,1-12: El Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados.

Cuando a los pocos días volvió Jesús a Cafarnaúm, se supo que estaba en casa. Acudieron tantos que no quedaba sitio ni a la puerta. Él les proponía la palabra. Llegaron cuatro llevando un paralítico y, como no podían meterlo, por el gentío, levantaron unas tejas encima de donde estaba Jesús, abrieron un boquete y descolgaron la camilla con el paralítico. Viendo Jesús la fe que tenían, le dijo al paralítico: -«Hijo, tus pecados quedan perdonados.» Unos escribas, que estaban allí sentados, pensaban para sus adentros: -«Por qué habla éste así? Blasfema. ¿Quién puede perdonar pecados, fuera de Dios?» Jesús se dio cuenta de lo que pensaban y les dijo:
-«¿Por qué pensáis eso? ¿Qué es más fácil: decirle al paralítico “tus pecados quedan perdonados” o decirle “levántate, coge la camilla y echa a andar”? Pues, para que veáis que el Hijo del hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados … » Entonces le dijo al paralítico: -«Contigo hablo: Levántate, coge tu camilla -y vete a tu casa. » Se levantó inmediatamente, cogió la camilla y salió a la vista de todos. Se quedaron atónitos y daban gloria a Dios, diciendo: -«Nunca hemos visto una cosa igual.»

REFLEXIÓN

Una de las cosas que más pesan a la persona es el peso de su sentimiento de culpa, porque cuando la persona obra mal, se destruye a sí misma. Jesús ha venido a este mundo para sanar a la humanidad, no sólo en los cuerpos, sino sobre todo en sus espíritus, en lo más profundo de las personas, pues lo que paraliza y destruye el alma, más que una enfermedad, es el peso de las culpas. Él nos asegura que Dios nos ama con amor infinito, nos da la paz y nos levanta de todas nuestras parálisis. Si  creemos en él y abrimos nuestro corazón a sus palabra, seremos libres de verdad, y podremos ayudar a todos a liberarse de todo lo que los mantiene atados y hundidos en la amargura. Creámonos  de verdad: TUS PECADOS QUEDAN PERDONADOS…LEVÁNTATE, COGE TU CAMILLA Y VETE A TU CASA…

 

ESPERANZA

Está viva aquella persona que mira la vida con esperanza, quien piensa que las cosas pueden cambiar y mejorar. El que mira la vida con espíritu positivo y con alegría puede avanzar y crecer… Quien se desengaña de todo y ya no espera nada, el amargado, ha firmado su sentencia de muerte, y se convierte en un virus que destruye la vida de los que le rodean…

Buen día…

 

ESPERANÇA
Està viva aquella persona que mira la vida amb esperança, qui pensa que les coses poden canviar i millorar. El que mira la vida amb esperit positiu i amb alegria pot avançar i créixer… Qui es desenganya de tot i ja no espera res, l’amargat, ha signat la seua sentència de mort, i es converteix en un virus que destrueix la vida dels quals li envolten…
Bon dia…

16 de enero de 2020

Mc 1,40-45: La lepra se le quitó, y quedó limpio.

En aquel tiempo, se acercó a Jesús un leproso, suplicándole de rodillas: -«Si quieres, puedes limpiarme.» Sintiendo lástima, extendió la mano y lo tocó, diciendo: -«Quiero: queda limpio.»
La lepra se le quitó inmediatamente, y quedó limpio. Él lo despidió, encargándole severamente: -«No se lo digas a nadie; pero, para que conste, ve a presentarte al sacerdote y ofrece por tu purificación lo que mandó Moisés.» Pero, cuando se fue, empezó a divulgar el hecho con grandes ponderaciones, de modo que Jesús ya no podía entrar abiertamente en ningún pueblo; se quedaba fuera, en descampado; y aun así acudían a él de todas partes.

REFLEXIÓN

Nos tenemos que preguntar cómo nos cura hoy Dios de todas nuestras enfermedades. No nos sale al encuentro como hacía Jesús en su vida pública, en los pueblos de Galilea y de todo Israel. Hoy Dios nos ofrece a miles de médicos, enfermeras y demás trabajadores de la sanidad, con toda clase de medicamentos y aparatos técnicos, que nos curan de nuestras enfermedades, que nos cuidan  y que están a nuestro servicio en todo lo que necesitamos para conservar nuestra salud, o aliviarnos. Estamos muy agradecidos por nuestro sistema sanitario que, en justicia, cuida de todos. El problema está en que nosotros tenemos todo lo necesario y muchas naciones del planeta no tienen ni la mitad de lo que nosotros tenemos. Y,a veces, no tienen nada.

 

EL PLACER

Lo más absurdo e inhumano que hay es el placer y el bienestar egoísta, al margen de la vida y de la situación concreta de toda la toda la humanidad. Cuando nos olvidamos de los demás y nos desentendemos de sus sufrimientos, destruimos nuestra vida, algo así como cuando le cortamos al cuerpo uno de sus miembros. El miembro cortado muere y el cuerpo se queda disminuido y desnaturalizado. La pena es que, a veces, se nos educa para esa forma de vivir…

Buen día…

 

EL PLAER
El més absurd i inhumà que hi ha és el plaer i el benestar egoista, al marge de la vida i de la situació concreta de tota la tota la humanitat. Quan ens oblidem dels altres i ens desentenem dels seus sofriments, destruïm la nostra vida, alguna cosa així com quan li tallem al cos un dels seus membres. El membre tallat mor i el cos es queda disminuït i desnaturalitzat. La pena és que, de vegades, se’ns educa per a eixa manera de viure…
Bon dia…

 

 

Miércoles, 15 de enero de 2020

Mc 1,29-39: Curó a muchos enfermos de diversos males.

En aquel tiempo, al salir Jesús y sus discípulos de la sinagoga, fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés. La suegra de Simón estaba en cama con fiebre, y se lo dijeron. Jesús se acercó, la cogió de la mano y la levantó. Se le pasó la fiebre y se puso a servirles. Al anochecer, cuando se puso el sol, le llevaron todos los enfermos y endemoniados. La población entera se agolpaba a la puerta. Curó a muchos enfermos de diversos males y expulsó muchos demonios; y como los demonios lo conocían, no les permitía hablar. Se levantó de madrugada, se marchó al descampado y allí se puso a orar. Simón y sus compañeros fueron y, al encontrarlo, le dijeron: -«Todo el mundo te busca.» Él les respondió: -«Vámonos a otra parte, a las aldeas cercanas, para predicar también allí; que para eso he salido.» Así recorrió toda Galilea, predicando en las sinagogas y expulsando los demonios.

REFLEXIÓN

Jesús siempre es el que da la mano y levanta a la persona de cualquier situación que la hace sufrir o que la humilla. Esto lo hace con cualquier persona que se encuentra en su camino. Por lo que vemos en su vida, Jesús libera a todas las personas de todos sus sufrimientos y esclavitudes. Por eso cuando se conoce a Jesús de verdad, “TODO EL MUNDO LO BUSCA”. Y tiene libertad para retirarse y tener una comunicación profunda con su Padre-Madre Dios. Siendo Jesús una persona tan entregada y tan generosa con todos, no se ata a nadie, ni consiente que nadie se ate a él, no crea dependencias. Jesús es para todos: VAMONOS A OTRA PARTE… Y ASI RECORRIÓ TODA GALILEA. Si Jesús se atara a alguien ya no liberaría a todos.

 

NECESITAR

No es lo mismo necesitar a una persona que depender de esa persona. Todos nos necesitamos pero no por eso tenemos que estar esclavizados los unos con los otros. Las relaciones que tenemos con los demás, nos tienen que ayudar a crecer y a ser cada vez más libres. Y eso es lo que nosotros hemos de procurar cuando tratamos a alguien, ayudarle a que se valga por él mismo…

Buen día…

 

NECESSITAR
No és el mateix necessitar a una persona que dependre d’eixa persona. Tots ens necessitem però no per això hem d’estar esclavitzats els uns amb els altres. Les relacions que tenim amb els altres, ens han d’ajudar a créixer i a ser cada vegada més lliures. I això és el que nosaltres hem de procurar quan tractem a algú, ajudar-lo per a que es valga per ell mateix…
Bon dia…