Reflexión

LUNES, 17 DE FEBRERO DE 2020, Fiesta de los siete fundadores de los servidores de la Virgen María

Mc 8,11-13: ¿Por qué esta generación reclama un signo?

En aquel tiempo, se presentaron los fariseos y se pusieron a discutir con Jesús; para ponerlo a prueba, le pidieron un signo del cielo. Jesús dio un profundo suspiro y dijo: -«¿Por qué esta generación reclama un signo? Os aseguro que no se le dará un signo a esta generación.»
Los dejó, se embarcó de nuevo y se fue a la otra orilla.

REFLEXIÓN

En tiempos de Jesús, había mucha gente obsesionada con los milagros. Deseaban y pedían ver milagros. Le pedían a Jesús que les ofreciera un “signo del cielo”, esto era un milagro extraordinario. Habían visto que Jesús curaba a muchos enfermos, pero ellos querían ver otra cosa más grande todavía, algo espectacular. No querían tener fe, sino utilizar a Jesús para ver cosas maravillosas. Y Jesús no se dejó utilizar, sino que los dejó y se marchó a otra parte. Si tenemos fe, no pararemos de ver milagros: El vivir, el que funcione nuestro corazón y nuestro cerebro, el nacimiento de un niño, el tener todos los días algo para vivir, el ver salir todos los días el sol y la luna, el aire que respiramos, el agua para beber y para lavarnos… Todas esas cosas son milagros, regalos de Dios si los miramos con fe. No hace falta que pasen cosas espectaculares..

 

REHABILITARNOS

Vemos la cantidad de tiempo, medicamentos y el trabajo que cuesta rehabilitar a una persona que ha tenido un ictus… Si lo miramos bien todos, personas, familias y grupos, tenemos algún ictus: Defectos, costumbres, manías, miedos, ignorancias y otras muchas cosas que nos limitan y bloquean tanto como a una persona que tiene un ictus… Lo que ocurre es que pensamos que no nos tenemos que rehabilitar, que estamos totalmente sanos… Y así vamos pasando la vida…

Buen día…

 

REHABILITAR-NOS
Veiem la quantitat de temps, medicaments i el treball que costa rehabilitar a una persona que ha tingut un ictus… Si el mirem bé tots, persones, families i grups, tenim algun ictus: Defectes, costums, manies, pors, ignoràncies i moltes altres coses que ens limiten i bloquegen tant com a una persona que té un ictus… El que ocorre és que pensem que no ens hem de rehabilitar, que estem totalment sans… I així anem passant la vida…
Bon dia…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

J