Reflexión

18 de julio de 2019

Mt 11,28-30: Soy manso y humilde de corazón.

En aquel tiempo, exclamó Jesús: -«Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Cargad con mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis vuestro descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera.»

REFLEXIÓN

En la vida todos vamos buscando el descanso, la serenidad y la paz, aunque, a veces, nos dejamos obsesionar por los miedos, las prisas y los agobios. Unas personas consiguen tener dominio de ellas mismas, otras, para quedarse tranquilas, recurren a llenar su vida con las cosas que nuestra sociedad ofrece, los viajes, los hobbies… Actualmente hay surgido nuevas espiritualidades que hablan mucho de autoestima, relajación, silencio… todas estas cosas pueden ser buenas… Nosotros los cristianos, respetando a todos, encontramos nuestra paz y felicidad en la persona y en el seguimiento de Jesús. Creemos que sólo él puede llenar de verdad nuestra vida.

 

TRABAJAR Y SER AMIGO

Conozco a una pareja que dan clases en un instituto y, después de acabar su jornada, se quedan, un hora extra en el instituto, y a veces más tiempo, para apoyar a los alumnos que tienen problemas en los estudios, o en su comportamiento. Estos profesores, no sólo son profesionales de la enseñanza, o buenos tutores… son verdaderos amigos que valoran la vida y el crecimiento de sus alumnos…

Buen día…

 

TREBALLAR I SER AMIC

Conec a una parella que fan classes en un institut i, després d’acabar la seua jornada, es queden, un hora extra en l’institut, i a vegades més temps, per a donar suport als alumnes que tenen problemes en els estudis, o en el seu comportament. Aquests professors, no solament són professionals de l’ensenyament, o bons tutors… són vertaders amics que valoren la vida i el creixement dels seus alumnes…
Bon dia…

 

LA COMUNIÓN, ORACIÓN DESPUÉS DEL DEL PADRENUESTRO

Cuando acaba el Padrenuestro, se prolonga la oración del Señor con la oración que sigue, en la que se pide a  Dios que nos libre de todos los males y nos dé la paz, para que, permaneciendo siempre en la presencia del Señor, esperando su venida y ayudados por  su fuerza , vivamos siempre con la confianza más grande, seguros de que él, que siempre nos acompaña, nos va a librar de todo lo que pueda quitarnos la felicidad y destruir nuestra vida. Esta oración unida al Padrenuestro, del que es su prolongación, es el exorcismo más grande que podemos pronunciar los cristianos, el de más alcance liberador para nuestras vidas, familias y nuestras comunidades. Y esto es así porque la rezamos en presencia del Señor presente en la Eucaristía que entrega su vida para que, lo que decimos en la oración, se convierta en realidad. Un sacerdote exorcista podrá liberar a una persona, pero infinitamente más la libera Jesús que da su vida en el altar para hacer nos libres y convertirnos en personas nuevas.